Abu Dhabi: Las negociaciones más importantes que la carrera

Con la amarga batalla política de 2009 todavía en la memoria, son muchos los que en el paddock de la F1 miran nerviosos hacia el vencimiento del Acuerdo de la Concordia el año próximo, lo que podría desencadenar una nueva lucha de poder en la Fórmula 1.

Como en el resto de ocasiones, y esta no va a ser una excepción, cada uno de los actores quiere incrementar la parte del pastel de los beneficios que reporta este deporte.

Aunque esta vez, hablar de la posibilidad de que alguien amenace con separarse es poco probable, por tanto será un arma menos con la que atacar a los contrincantes y eso podría hacer que la polémica no se vuelva tan explosiva como en 2009.

Por otra parte el punto fuerte de las negociaciones estará en si los equipos están interesados en unirse a CVC y a Bernie Ecclestone como reales copropietarios de los derechos comerciales del gran circo, lo que les permitiría alcanzar la parte del pastel que ansían, pero asumiendo los riesgos comerciales de los que ahora están exentos.

“Si usted está tratando de crear una asociación en la mayoría de las empresas, entonces un poco de equidad es útil”, confirmó Whitmarsh, director del equipo McLaren y también presidente de la FOTA.

“En este momento, el contrato de los equipos está definido en un período determinado en el Acuerdo de la Concordia. Si los equipos fuesen titulares de las acciones, aunque a pequeña escala, animaría a inversores y posibles socios viendo que tiene cierta continuidad”, agregó.

Ni que decir tiene, sin embargo, que en el competitivo mundo de la F1, tal vez sea sorprendente que la FOTA permaneciese unida durante tanto tiempo. Aunque eso podría cambiar viendo el creciente desacuerdo sobre el carácter voluntario de la reducción de costes, que va a desembocar en las negociaciones de este fin de semana en Abu Dhabi.

El periodista brasileño de O Estado de S. Paulo, Livio Oricchio, dijo que la reunión es, sin duda, “más importante que el propio Gran Premio” de este fin de semana en Abu Dhabi.

El jefe de Mercedes, Ross Brawn, está de acuerdo en que la armonía constante de la asociación es “esencial”, pro lo que “todo el mundo debería hacer todo lo posible para no perder la cabeza”.

Pero en la FOTA no están todos los equipos, HRT abandonó la asociación hace algún tiempo y otros podrían tener la tentación de unirse al equipo español, sobre todo porque el director ejecutivo de la F1 Bernie Ecclestone es famoso por seguir la máxima del “divide y vencerás”.

“Si los equipos pequeños esperan que el dinero se divida en 12 partes iguales, entonces no son realistas”, dijo Whitmarsh a The Finalcial Times. “Sin embargo, es nuestra responsabilidad llegar a un acuerdo que sea justo y equitativo”.

“Los equipos pequeños tienen problemas, pero los necesitamos para competir y sin ellos la competición se vería mermada. Es un reto y es algo que puede ser presa de una negociación. Bernie es muy, muy bueno en eso”, agregó.

Por tanto, la táctica parece evidente para la FOTA, mantenerse unidos y ser una sola voz en las negociaciones.

“No sería muy inteligente lo contrario”, insistió Whitmarsh, quien insta a las personalidades fuertes de la F1 a “superar nuestros egos respectivos, dejar atrás el pasado y mirar hacia el futuro”.

Y el comodín de la baraja es Jean Todt, presiente de la FIA, que arriendan los derechos comerciales a Ecclestone / CVC y que no tienen especial interés en recuperar esa concesión.

“No queremos coger de nuevo los derechos. Sin embargo, definitivamente queremos una entrada de estos derechos en algún tipo de capacidad”, confirmó el portavoz de la FIA Norman Howell.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

--