Aumenta la presión en la F1 para cancelar el GP de Bahrein 2012

Si el año pasado se abría el debate sobre la conveniencia o no de ir a Bahrein en medio de las revueltas, y que finalmente terminaron por cancelar la carrera, este año la historia se repite y Damon Hilll es uno de los que han cambiado de opinión en torno a la celebración del Gran Premio de Bahrein 2012.

El campeón del mundo de 1996 había afirmado que “la F1 debe alinearse con el progreso, no con la represión” cuando el año pasado se debatía sobre la posibilidad de cancelar la carrera en Sakhir por el clima de inseguridad generado por las revueltas.

Pero ha cambiado de parecer después de viajar con el presidente de la FIA, Jean Todt a Bahrein, insistiendo en que ahora la situación sobre el terreno a cambiado desde las protestas de 2011.

“El Gran Premio es de gran importancia económica para Bahrein. Casi se estaría poniendo una sanción económica a Bahrein cancelando la carrera”, dijo Hill.

Sin embargo, el británico ha cambiado de opinión una vez más, al parecer después de las últimas noticias sobre la violencia en las calles y la reacción de los medios de comunicación internacionales.

Hill dijo al diario The Guardian: “Sería un mal estado de las cosas, y malo para la F1, que se ve con la aplicación de la ley marcial para poder celebrar la carrera”.

“Mirándolo hoy, tendría que decir que (la carrera) podría estar creando más problemas de los que soluciona”.

El ex piloto de Williams tiene previsto asistir este mes al Gran Premio de Bahrein 2012 como analista de televisión, pero Hill ha dejado de lado cualquier suposición sobre su lucrativo contrato con la cadena Sky.

“Algunas cosas son más importantes que los contratos”, dijo Hill, quien también expresó sus dudas acerca de una reciente rueda de prensa en Londres en la que Bernie Ecclestone y algunos jefes de equipo dieron su apoyo a los organizadores de la carrera, insistiendo en que sigue adelante.

Damon dijo que ese evento era “preocupante en la medida en que trató de representar los disturbios en Bahrein como resultado de la mala prensa y presentando las revueltas como un tema de adolescentes”.

“Espero que la FIA esté considerando las implicaciones de esta integración global y que los acontecimientos en Bahrein no se ven como se vende a menudo, como un grupo de gamberros que lanzan cócteles molotov, porque eso es una burda simplificación”.

Un artículo publicado en O Estado de S. Paulo por el corresponsal brasileño Livio Oricchio admitió que cree que sería “casi temerario” para la F1 viajar a Bahrein a finales de este mes.

“En Sepang muchos miembros de los equipos estaban muy preocupados. Ellos dijeron que sus compañías de seguros han expresado su preocupación sobre lo de ir a un país árabe en estado beligerante”.

“Personalmente, no creo que vayamos a ser atacados, pero es el objetivo de los manifestantes hacer cualquier cosa para que el Gran Premio no se dispute”.

“La primavera árabe está muy viva en este pequeño país del Golfo Pérsico”, admitió.

Y el corresponsal de Times, Kevin Eason, escribió en Twitter: “He estado pensando que la F1 debe dar una oportunidad a Bahrein, pero no estoy convencido de que la seguridad pueda estar garantizada”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.