Las autoridades italianas investigan la seguridad de Monza

El mes pasado, la carrera de Superbike en el llamado Templo de la Velocidad de Monza se vieron empañadas por la lluvia y los incidentes registrados en pista, así que las autoridades locales han decidido iniciar una investigación para esclarecer si el circuito es culpable de tener una pista que no cumple los estándares de seguridad.

La Gazzetta dello Sport informa que la fiscalía inició una investigación en la sede del próximo Gran Premio de Italia 2012 y se sospecha que los organizadores sabían que la superficie de la pista no era la adecuada, se cree que Marco Melandri ya ha sido llamado a declarar.

Melandri había dicho después de la carrera de mayo: “Hay diferentes asfaltos sobre la pista, mientras que el nuevo asfalto no permite el drenaje del agua, el asfalto viejo es diferente y se seca muy rápidamente”.

El diario Corriere della Sera dijo que el jefe técnico de Monza Stefano Tremola ejerció su derecho a no declarar sobre el asunto.

Nuevo golpe contra el mítico trazado italiano por parte de la justicia, el mes pasado ya conocíamos la noticia de que la policía de finanzas irrumpió en un registro en Monza, en medio de sospechas de delitos fiscales relacionados con la facturación de la empresa que gestiona el trazado desde 2007.

Aunque es poco previsible que ninguna de estas cuestiones ponga en duda el Gran Premio de Italia 2012 de F1, el tema relacionado con los fallos en el asfaltado del circuito será tenido muy en cuenta por el delegado de la FIA, Charlie Whiting, en la revisión previa al Gran Premio en el circuito.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.