La barrera del número uno

Mucho se ha hablado estos días, después de lo ocurrido en China y Mónaco principalmente, de la posibilidad de victoria por parte de Michael Schumacher, de cuanto lo esperan no solo él y su equipo, sino incluso gran parte de la Fórmula 1, de llegar a lograrla, sumaría la victoria número 92 en F1 al palmarés del heptacampeón alemán.

Pero esta se hace desear como una jugada del destino, pues los cuatros pilotos que más victorias han logrado en los 62 años de Formula Uno,  han quedado estancados en cifras terminadas con «el número uno»: Michael Schumacher con 91, Alain Prost con 51, Ayrton Senna con 41 y Nigel Mansel con 31.

Nigel Mansell, el Leon Ingles, logró su único titulo a los mandos de un Williams Renault en 1992, ese año había anunciado que emigraría a EEUU por desavenencias con el jefe de equipo, Frank Williams, y al lograr la victoria 31 en el Gran Premio de Portugal no volvió a ganar aunque aun faltaban dos carreras por disputarse.

Un año después, en 1994, lo intentó de nuevo con un retorno fugaz y sin relevancia con McLaren, tras lo cual concretaría su retiro definitivo dejando el registro personal en 31 victorias, superado en ese entonces unicamente por Ayrton Senna y Alain Prost.

Ayrton Senna, bajo el apodo de Magic, brilló en la F1 desde la mitad de la década de los 80 hasta que el trágico accidente acabó con su vida en en 1994, pero como una jugada macabra del destino, sus victorias quedaron estancadas en 41 tras ganar en Japón y Australia, las dos ultimas de 1993.

A pesar de haber logrado todas las poles de las tres primeras carreras de 1994, casualmente también a los mandos de un Williams Renault, no pudo acrecentar su palmarés, la trágica muerte en la tercera carrera del año el 1 de mayo de 1994, en el Gran Premio de San Marino, dejo su cuenta personal en 41 victorias, unicamente superado entonces por su archi rival, Alain Prost.

Alain Prost, el Profesor, es también parte de una llamativa historia, tras tomarse un año sabático (1992) retorno en 1993 a ocupar el lugar dejado por Nigel Mansell en Williams, lograría ese año su cuarto título mundial, año también que había anunciado como el último.

Y nuevamente el destino trazó un plan, tras alcanzar la victoria numero 51 en la décima carrera, no logró repetir victoria el las seis restantes, fijó su récord en 51 victorias, por aquel entonces al frente de los pilotos con más victorias.

A esas alturas, los tres pilotos con más victorias de la historia de la F1 habían dejado sus registros en cifras terminadas en 1, con 10 victorias de diferencia entre cada uno de ellos, y con los tres pilotando como último coche un Williams Renault.

Michael Schumacher, el Kaiser, por aquel entonces una joven promesa, que luego se convirtió en toda una realidad batiendo paso a paso todos los récords impuestos por sus antecesores, también vio forjarse una jugada del destino con el.

En 2006, tras anunciar su retirada, con 90 carreras ganadas, a falta de tres carreras, solo ganó la siguiente en China. Una rotura de motor en Japón le negó la victoria, hacia 5 años que no registraba una rotura, y luego un pinchazo por el toque con Giancarlo Fisichella en la «S» de Senna en Interlagos le relego a hacer una carrera de remontada que firmó para la historia con un cuarto puesto después de ser relegado al último.

Michael ha regresado tras tres años, pero con más de dos temporadas disputadas de esta segunda etapa, no ha podido lograr el objetivo de la victoria, por lo que sigue estancado en las 91 victorias, «casualmente» una cifra terminado en «1».

Que deparará el destino, nadie sabe si Michael se subirá de nuevo a lo mas alto del podio y romperá la barrera del número uno. Sobre los demás, por ahora Fernando Alonso es el mas cercano a desbancar al cuarto de la lista, hoy con 28 victorias en su haber.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario