Barrichello, el final de una larga carrera en la F1

Rubens Barrichello ha declinado por el momento comentar nada sobre la perdida de su asiento en Williams en favor de su compatriota Bruno Senna, algo que podría poner punto y final, al menos por el momento, a la que hasta ahora es la carrera más larga de un piloto en la historia de la F1.

El único asiento disponible en parrilla para afrontar la temporada 2012 lo tiene el equipo HRT y todo parece indicar que será vendido al mejor postor, lo que no deja sitio para el veterano piloto brasileño.

El diario O Estado de S. Paulo se puso en contacto con el piloto de 39 años para recoger sus declaraciones, pero se encontró con que por el momento no quiere hablar, algo inusual en Barrichello.

«Voy a hablar más adelante, en primer lugar con periodistas amigos», prometió Barrichello, quien desde 1993 ha disputado la friolera de 326 grandes premios para seis equipos diferentes en las 19 temporadas consecutivas que se ha mantenido en activo.

El martes anunció a sus más de 1,4 millones de seguidores de su cuenta de Twitter que el futuro «está abierto». Y días antes, en medio de la incertidumbre de la situación, admitió que haría un balance de su situación en caso de que se quedase sin un volante en la F1 para 2012.

«Creo que al principio no voy a buscar nada. Tal vez sólo voy a disfrutar de mi familia durante un año. Después de eso yo creo que mi pasión por la velocidad no me permitirá estar quieto».

«Pero seguro que no voy a correr en los óvalos americanos, se lo he prometido a mi esposa», dijo Barrichello. «Y voy a respetar eso».

Hace unos años, cuando Honda se retiró y el equipo se convirtió en Brawn (hoy Mercedes), Senna fue considerado para el asiento de Barrichello en 2009. Ahora las tornas han cambiado y es su joven compatriota el que se hizo con el asiento.

«No ha hablado con él», dijo Senna el martes a los periodistas. «Somos buenos amigos y así es como es el deporte del motor. No hay nada personal y Rubens es un profesional. Lo comprenderá».

«Rubens sabe mejor que yo que a veces es parte del deporte que cuando alguien llega, alguien se tiene que ir», añadió Senna. «Tenemos una gran relación y estoy seguro de que va a permanecer de esa manera».

Donde quiera que termine, incluso si decide colgar las botas (en este caso, el casco), le deseamos toda la suerte del mundo a este buen piloto y mejor persona, con diferencia el piloto más agradable, amable y simpático de la parrilla de F1.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario