El coche de Red Bull bajo investigación

El monoplaza del equipo Red Bull se encuentra bajo investigación por un mapa de motor ilegal, por lo que tanto Sebastian Vettel como Mark Webber, segundo y octavo en la parrilla provisional, fuesen obligados a iniciar el Gran Premio de Alemania 2012 desde la parte posterior de la parrilla.

Eso es lo que publica la BBC, que afirma que los actuales campeones han sido denunciados por esa infracción antes los comisarios en virtud de la norma que prohíbe el uso de los gases de escape para conseguir un efecto aerodinámico.

Tanto Red Bull como su proveedor de motores creen que están actuando dentro del reglamento y que su coche es completamente legal, los comisarios continúan investigando este asunto y por el momento no han emitido ningún veredicto al respecto.

Desde la FIA confirman que tienen menos torsión en la posición del acelerador en el rango medio de las revoluciones del motor, lo que podría ser una violación del artículo 5.5.3 de las normas técnicas de la F1.

La FIA añade que este «nuevo mapa altera artificialmente las características aerodinámicas de los dos coches», lo cual está prohibido por una normativa técnica específica.

Básicamente, contravienen la normativa porque los motores continúan más acelerados de lo que deberían estar con esa posición del acelerador en una posición determinada, lo que hace que el motor aspire más aire y por tanto produzca más gases de soplado hacia el escape.

Red Bull, al igual que hacen muchos otros equipos, han dirigido sus gases del escape hacia determinadas zonas de la carrocería para mejorar la carga aerodinámica, algo que está completamente permitido, pero está prohibido alterar el mapa motor para cambiar la salida del par motor en relación con la posición del acelerador liberando más gases por el escape de los que debería tener.

Realmente es muy raro que un asunto de esta índole se haya tratado en público, lo que sugiere que la FIA piensa que realmente el equipo austríaco ha infringido la normativa en este caso.

Si finalmente los comisarios encuentran culpable a Red Bull, Vettel y Webber serían descalificados y tendrían que salir desde las últimas posiciones de la parrilla. Aunque Christian Horner podría optar pro recurrir la sanción y que sus coches saliesen desde las posiciones previstas.

Actualización: La FIA no sancionará a Red Bull, los comisarios dicen que no aceptan todas las explicaciones del equipo austriaco, pero que no contradicen las normas tal y como están redactadas. Es posible que la FIA emita una aclaración en los próximos días. La parrilla de Hockenheim no sufrirá modificaciones.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario