Cuando ilusión y F1 van de la mano del dinero

Mar del PlataCuando la Presidente Cristina Fernandez de Kirchner lo anunció, eso nos generó dos sentimientos: duda, sabemos lo que cuesta y la cantidad de países candidatos que hay y que están en la dulce espera, por eso nos dijimos: no creo, es muy difícil; pero también nacieron las ilusiones.

Claro, empezaron a llegar las noticias y los comentarios; los españoles tiene dos grandes premios y su situación no les da, aparentemente, ni para medio, de hecho Valencia ya anticipaba para ese entonces, que desistiría de organizarlo a partir del año entrante, y de inmediato se confirmaba: España quedaría con uno solo, una fecha quedaba vacante, a partir de eso, conclusiones a granel.

Aumentaban las ilusiones, no desaparecían las dudas: cuesta mucho dinero, hay que hacer un circuito nuevo, el de Buenos Aires hay que renovarlo totalmente, desde los boxes hasta el arco de entrada, ¿quién financiará todo eso?, las dudas eran rápidamente archivadas con un: “no seas tan desconfiado, el anuncio está hecho”.

Y surgió Mar de Plata ( ¡qué lugar para un Gran Premio! ), hotelería no le falta para albergar a los que vengan, y hay de todo, desde 5 estrellas hasta cielo nublado, para comer, sobra espacio y en esta oferta no solo es Mar de Plata, es casi toda la costa atlántica.

Faltaba algo: ¿dónde en Mar de Plata? el circuito sirve para midgets, con suerte, entonces apareció: un circuito urbano virtual, costanera Norte, costanera Sur, Playa Grande; las ilusiones iban lentamente dando lugar a las esperanzas.

La fecha estaba fijada: 1 de diciembre de 2013, pero pretendíamos mas.

Y tuvimos mas, como todo eso era poco, no alcanzaba para ir transformando las esperanzas en certeza, llegaron las declaraciones de Ecclestone, no era cualquiera el que hablaba, no era un periodista ingles o italiano, no, era el dueño, … era Bernie.

“Estamos analizando la posibilidad de una carrera en América, Europa ya no da para mas, Asia tiene las suyas y en América, con una larga trayectoria en la categoría, solo tiene Brasil, pensamos en Argentina o México”, dijo.

A México ni lo vimos, leímos extasiados: Argentina … llegó la certeza.

A partir de eso la resolución fue simple: a mi familia le informé que el año que viene iba a veranear en el mar, alquiler de departamento de por medio, el hombre ( y señora ) ya se veía instalado en Mar de Plata, Miramar o cualquiera de las localidades costeras: paseo en una hermosa zona playera y F1.

Sin embargo, como en esta vida todo es efímero, hasta las ilusiones, hace un par de días que llegó la noticia y por ella nos enteramos, con estupor, que el apartamento hay que alquilarlo en México DF, no tiene playa, pero si va a tener la F1.

Los que financian la participación de Pérez aportarían una suma muy importante para llevarse la categoría, el paquete color verde, aparentemente, es enorme, nunca conoceremos sus medidas pero si sabemos que su peso es determinante.

Y la F1 es un deporte apasionante ( para los que nos gusta) pero es un negocio descomunal ( para todo el mundo). Como Argentino, a lo mejor es conveniente, cuesta mucho dinero y no se si lo tenemos, como fanático…… voy a obviar las malas palabras.

Deja un comentario