CVC vende parte de la Fórmula 1 a un grupo norteamericano

La crisis económica afecta a todo el mundo, incluso a aquellos que parecen no debilitarse nunca. Es lógico pensar que la Fórmula 1 puede no estar produciendo el mismo beneficio y, quizás, por esto CVC, propietaria de la F1, decidió vender una buena parte a las empresas norteamericanas Waddel and Reed, Blackrock y al banco noruego Norway´s Norges Bank.

El importe de la operación asciende a la suma de 1.200 millones de euros, equivalente al 21% de la máxima categoría del automovilismo mundial, o mejor dicho a los derechos comerciales de la Fórmula 1.

La noticia publicada por la sección especializada de Reuters, surgió de una fuente cercana a la transacción debido a que las compañías todavía no han hecho comentarios acerca del negocio millonario que acaban de realizar.

La Bolsa de Valores de Singapur aprobó el plan de la Fórmula 1 para recaudar hasta tres millones de dólares en ofertas publicitarias. Mientras tanto, otras fuentes mencionan una pre-comercialización de estas acciones, que comenzarían a cotizar a partir de junio.

Sobre el tema habló uno de los portavoces de Singapur manifestando su disgusto a “hablar públicamente sobre los posibles aspirantes a una lista” al efecto.

Por otra parte, la preocupación se ha trasladado a algunas de las personas vinculadas con el tema y trazan una comparación con la salida al mercado de Facebook, la cual no causó mucho ruido en sus primeros días, mientras que “la Fórmula 1 no es ni tan esperada ni tan atractiva”.

Más allá de toda la negociación, CVC conservará su posición como el máximo accionista de la Fórmula 1, teniendo la participación mayoritaria de la categoría. Si embargo, una sensación rara queda en el aire, una de esas sensaciones que te dicen que algo no anda bien y que comienzan a soplar lentamente vientos de cambios, algo que muchos no desean que suceda.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.