Los doblados serán “chicanes móviles” en Mónaco

Los ‘doblados’ harán el Gran Premio de Mónaco “muy difícil” para los coches más rápidos de la Fórmula Una, según Lewis Hamilton. La radio del campeón del mundo de 2008 estaba retransmitiendo en directo el pasado domingo cuando el piloto comentó que Lucas di Grassi de Virgin hizo “un terrible trabajo” siendo doblado.

“No sé qué coño estaba haciendo allí”, se extendió Hamilton en comentarios publicados por los periódicos británicos. “no fue muy seguro”. Los reporteros le preguntaron al británico si piensa que los equipos más lentos (Virgin, Lotus e Hispania)”fastidiarían” a los líderes este fin de semana en Mónaco, un circuito revirado confinado por guardarrailes.

“Es muy complicado cuando hay una diferencia de velocidad tan grande”, observó Hamilton, que fue uno de los pilotos que exigieron que la primera tanda de calificación se dividiese en dos grupos para el evento.

“Doblé a di Grassi cuatro veces en España. Ha sido una de las ventajas más grandes que he tenido nunca en la Fórmula Uno. Se le alcanza tan rápido, es irreal. Cuando le ves intentas averiguar durante un segundo cuándo se moverán fuera del camino, y después se ponen en una mala posición. Hasta ahora, afortunadamente, no ha habido ningún incidente, pero Mónaco será muy complicado. Podría ser un desastre”, añadió el piloto de McLaren.

Su compañero de equipo, Jenson Button, está de acuerdo con que el tráfico en Mónaco será “una pesadilla”, y con la definición que el comentarista de la BBC Martin Brundle hace de los seis coches más lentos como “chicanes móviles”.

David Coulthard escribió en su última columna en el Telegraph que depende de los equipos usar su sofisticada tecnología GPS para ayudar a los doblados a dejar pasar a los coches más rápidos. “Deberían ser bien capaces de advertirles directamente por radio de que un coche más rápido estará con ellos en unos segundos”, declaró el escocés.
(GMM)

1 comentario

  1. Increiblemente, la propuesta de la Fota para dividir por obvias razones de seguridad la Q1, ha sido rechazada por Lotus, y es sabido que tiene que haber unanimidad en ese tipo de acuerdos.

    Pero no es posible que los convidados de piedra de Max Mosley, quieran robar protagonismo en Montecarlo, dirimiendo de alguna forma el resultado de la clasificación y hasta de la carrera oficiando de chicanas móviles..

    La fia, directamente tendría que tomar medidas unilaterales, aduciendo inobjetables riesgos para la seguridad y dar por terminado el asunto.

    Cuanto razón tenía Flavio. Esos nuevos equipos gastan 40 a 60 millones de euros, para girar apenas seis décimas más rapido que un monoplaza gp2 en el que se invierte 3 millones. Todo un despropósito.

Deja un comentario