En duda el GP de Francia 2013

Bernie Ecclestone anunció recientemente en el periódico francés L´Equipe, la vuelta del Gran Circo de la Formula1 a Francia en el 2013, para alternar anualmente su presencia con el GP de Bélgica de Spa Francorchamps. Así se llenaría el vacío dejado en 2008, fecha en la que el país vecino acogió por última vez una prueba de la categoría reina del automovilismo.

El acuerdo, cuya duración sería de cinco años, fue firmado con el anterior ministro de deportes galo, David Douillet, y aunque en principio no iba a verse afectado por el resultado de las elecciones presidenciales, su sustituta en el cargo, Valerie Fourneyron, parece no estar muy convencida de que llegue a disputarse finalmente el Gran Premio.

En el actual contexto de la grave crisis financiera, cualquier gasto es mirado con lupa por las administraciones. En este caso, la ministra, sabedora de la gran expectación que había levantado la vuelta de la Formula1 a su país, no descarta la idea, pero la condiciona a posteriores estudios económicos.

En unas declaraciones a la radio francesa RMC, dijo ser consciente de que «no ha habido grandes premios desde 2008, y no nos oponemos a la existencia de un gran premio». Pero posteriormente reconoce las dudas existentes, «tenemos que saber hasta qué punto el Estado tendrá que tomar parte de cualquier déficit en el aspecto financiero».

Por si esto no fuera suficiente impedimento, el circuito escogido por Ecclestone, Paul Ricard (de su propiedad), «tiene grandes problemas de accesibilidad» según la mandataria francesa. Al tiempo que dejó entrever también preocupaciones medioambientales en relación con el Gran Premio.

Finalmente, dejó el tema pendiente de decisión «todo esto merece más atención que diez minutos», y volvió a aclarar la postura del Gobierno «no hay ninguna garantía de ver un Gran Premio de Francia el año que viene, pero no hay ninguna objeción».

Deja un comentario