Ecclestone, el fantasma de Hockenheim

El motorhome del patrón de la F1 estaba instalado en el paddock del circuito de Hockenheim, sede del Gran Premio de Alemania 2012, sus cristales tintados no permitían distinguir si Bernie Ecclestone estaba en su interior, no fue visto en todo el fin de semana por el trazado y se especula que tuvo miedo a viajar a Alemania.

El reciente caso del soborno en la compra de las acciones de F1 que llevó a una condena de 8 años para el banquero Gerhard Gribkowsky, dio pie a pensar que la justicia alemana actuaría contra el millonario británico, que también tiene una causa abierta en el Reino Unido por evasión fiscal.

El periódico Hamburger Abendblatt dijo que «no se sabe» si realmente el británico de 81 años temía ser arrestado por corrupción en el caso de poner los pies en territorio alemán.

Lo que se sabe es que, incluso hasta el último momento del emocionante Gran Premio de Alemania, a Ecclestone se le esperaba en el trazado alemán, como mínimo porque tenía pendientes algunas reuniones de alto nivel.

Por ejemplo, los responsables de Nurburgring, que se ha declarado en bancarrota y probablemente no pueda atender a su compromiso para albergar la F1 la temporada que viene, Jorg Lindner y Kai Richter habían viajado expresamente a Hockenheim para reunirse con el director ejecutivo y discutir la crisis por la que pasa su circuito.

«Ellos esperaron y esperaron, pero Bernie no llegó», dijo un corresponsal del periódico Süddeutsche.

El abogado del encarcelado banquero Gerhard Gribkowsky, Daniel Amelung, dijo que es obvio que Ecclestone entiende el riesgo que supone hacer el viaje desde Londres a un acto tan público como la carrera de F1, las autoridades alemanas podrían proceder a su detención y arresto preventivo.

También es posible que haya estado allí, que los directivos de Nurburgring dijesen eso para despistar y que el millonario británico se haya movido sigilosamente por la noche, tanto para entrar como para salir. Realmente se ha dado una situación patética para alguien de la posición de Ecclestone.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario