Ecclestone propone que Nurburgring y Spa se alternen

Los grandes premios de Fórmula 1 en Nurburgring y Spa deberían alternarse y realizarse en Bélgica y Alemania cada dos años, sugirió Bernie Ecclestone, dueño de los derechos comerciales de la Fórmula 1, para optimizar los ingresos.

«Creo que no tiene sentido celebrar dos grandes premios a 100 kilómetros uno del otro», en referencia a la distancia que separa el circuito de Spa del de Nrbrgring, dijo el dirigente en una entrevista publicada en el diario belga Le Soir.

Sin embargo, Ecclestone afirmó que si cada año se turnasen los circuitos para albergar un gran premio «se ahorraría» dinero.

El patrón de la Fórmula 1 lanzó a principios de mes esta propuesta que, si sale adelante, supondría que Bélgica sólo acogería una carrera cada dos años, lo mismo que Alemania.

Pese a que Ecclestone reconoció que el actual modelo para organizar las pruebas no da beneficios en algunos lugares de Europa, avisó que existen candidatos, de otros lugares del mundo, dispuestos a pagar «mucho» para albergar una carrera de Fórmula 1.

Además, Ecclestone mostró su apoyo al francés Jean Todt, anterior director deportivo de Ferrari, en su candidatura para sustituir al británico Max Mosley al frente de la Presidencia de la Federación Internacional del Automóvilismo (FIA). Mosley, quien también mostró su apoyo al francés, no se presentará a la reelección, fijada para el 23 de octubre y a la que se presentará también el ex piloto finlandés Ari Vatanen.

bernie-ecclestone-flavio-briatore-hungria-2009El señor Ecclestone cada vez que abre la boca sube el pan, ¿cómo puede pensar siquiera en retirar año sí y año no al circuito de Spa del calendario? ¿Se dará cuenta de la pérdida deportiva que ello supone? A no, que Bernie sólo piensa en el dinero. Fue una pena que tras la guerra que abrieron los equipos antes del verano, la idea de montar un mundial paralelo no cuajase.

En la batalla se va malherido Max Mosley, pero es una pena que no se hubiesen quitado de encima también a Bernie Ecclestone, supone un lastre que no debería arrastrar la Fórmula 1.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario