Ecclestone viaja a Alemania a pesar las investigaciones por el soborno

Bernie Ecclestone se presentó en el circuito de Nurburgring este viernes para asistir a los entrenamientos del Gran Premio de Alemania 2011, a pesar de que se sugería que podría suspender el viaje previsto por temor a que fuese arrestado por el caso del soborno al banquero con el que está vinculado.

El director ejecutivo de la F1 ha admitido finalmente que realizó el pago de 44 millones de dólares al banquero alemán Gerard Gribkowsky, encarcelado por este tema, pero niega que fuese un soborno.

Aun así, algunos veían en el hecho de que se presentasen cargos contra Gribkowsky coincidiese con el evento de F1 en Alemania los asesores de Ecclestone intentarían convencer al millonario británico para permanecer en Gran Bretaña y así evitar potenciales problemas con la justicia alemana.

Pero el patrón de la F1 se mostró muy confiado al afirmar en declaraciones al diario Bild en Nurburgring: «Yo dije que vendría, así que aquí estoy».

«No, en absoluto», respondía al Financial Times cuando le preguntaron si temía ser arrestado durante su estancia en Alemania. «Me preocupa que vaya a estar fío y lluvioso, de los contrario será una buena carrera».

Pero el viernes se arrojaban serias dudas sobre las explicaciones de Ecclestone acerca de la versión de que millonario de que había sido chantajeado por Gribkowsky para evitar problemas con el fisco.

Por lo menos, Ecclestone admitió que se arrepiente de pagar el dinero: «Hay tantas cosas en la vida que si volviese atrás cambiaría».

«No es mi estilo cuando alguien me amenaza. Créanme, en mi vida he sido chantajeado y he actuado correctamente. Pero en este caso, ellos (sus abogados) me aconsejaron pagar», explicó.

«Pero no se preocupe, yo no tengo nada de que preocuparme», añadió Ecclestone.

Otro de los rumores que circulan sobre este caso, es que Ecclestone quizás bajo la presión de los inversores de CVC, propietaria de los derechos, podría hacerse a un lado para permitir que el escándalo no salpicase a la F1.

«No hay ninguna señal de que vaya a dar marcha atrás», dijo el ex presidente de la FIA y aliado de Ecclestone, Max Mosley, al Financial Times. «Por otro lado, puede que no vaya a hacerlo».

Sé el primero en comentar

Deja un comentario