El enfado de Alonso en la conferencia del Wrooom 2012

Muchos periodistas internacionales le han echado en cara al piloto de Ferrari Fernando Alonso su bajo estado de ánimo durante las actividades programadas con los medios de comunicación en el tradicional evento invernal Wrooom 2012 en la estación de Madonna di Campiglio.

El diario británico Daily Mail describió al español como «indudablemente irascible» cuando respondió a las preguntas de los periodistas durante la conferencia de prensa en la estación de esquí de los Dolomitas italianos.

La revista alemana Auto Motor und Sport hizo hincapié en que el piloto español de 30 años «fue inusualmente poco comunicativo en la primera cita del nuevo año», agregando que «Alonso es normalmente muy calro y preciso en su información».

La revista italiana Autosprint dijo que «la impresión era que Fernando había dormido mal», a lo que la Stampa añade que «el tono de Alonso y su expresión eran pesimistas, sus repuestas fueron rápidas, con monosílabos y, a muchas de ellas, dijo no saber nada del tema».

El corresponsal de El País, Oriol Puigdemont, explicó: «Resultó significativo que la comparecencia de Fernando Alonso en Madonna Di Campiglio terminara antes de lo previsto por la escasez de preguntas de los periodistas, cuando la de su compañero, Felipe Massa y la que dio Stefano Domenicali, el directo de Ferrari, dejaran algunas cuestiones sin resolver por falta de tiempo».

Cuando se le preguntó a Alonso cómo se sentí al escuchar las palabras de alabanza de su jefe, Stefano Domenicali, el piloto espetó: «Hablo con mi jefe día a día. No me hace falta que venga aquí y os diga a vosotros lo que piensa de mí».

El analista francés Jean-Louis Moncet escribió en Auto Plus: «¿Quién sabe por qué estaba con ese estado de ánimo de perro, a veces respondiendo con monosílabos y evadiendo las preguntas?».

«Me dijo que estaba enfadado con los periodistas españoles por el trato informativo que los medios de comunicación dieron a su reciente divorcio y hacia aquellos que habían escrito que había dicho que el coche de 2012 no era bueno», dijo Moncet.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario