Los equipos culpan a las piedras de los problemas técnicos

Los restos de la esquina frontal izquierda del coche de Hamilton están siendo enviados a Woking para su análisis. Casi a la vista de la bandera de cuadros, el campeón de 2008 de McLaren se lanzó contra una barrera después de un repentino fallo de neumáticos, costándole el segundo puesto en la carrera y también en el campeonato del mundo.

El jefe de equipo, Martin Whitmarsh, inmediatamente especuló que “los desechos” causaron probablemente el problema, mientras que Bridgestone dijo que su impresión inicial fue que “no fue causado por un asunto del neumático”.

“Estamos trabajando en estrecha colaboración con McLaren para entender qué pasó”, añadió el proveedor japonés Hirohide Hamashima.

Nada más comenzar la jornada de hoy, la teoría principal ha pasado a ser que una piedra se atascó en la llanta. Después de la calificación, Rubens Barrichello sacó fotos con la cámara de su móvil de su coche y su casco. El piloto estaba impresionado con los daños causados por las piedras que se levantan de la calzada.

Y declaró al periódico alemán Auto Motor und Sport que tuvo que atender a su vibrante Williams hasta el paso final por meta después de sentir una “fuerte sacudida” en el frontal izquierdo. “Tuvimos que reducir la velocidad para asegurarnos de que no teníamos un problema con los neumáticos”, confirmó el director técnico Sam Michael. “Examinaremos eso para la próxima carrera”, añadió.

Barrichello sospecha que una piedra se atascó en la llanta, y una causa que no se descarta tampoco en el caso del problema de frenos de Vettel.  Después de que se examinase el Red Bull, Christian Horner reveló que el disco de freno “estaba un tanto dañado”. “Solo lo sabremos con seguridad en la fábrica”, añadió el británico.
(GMM)

Sé el primero en comentar

Deja un comentario