La era de dominio de Red Bul ha llegado a su fin

El dominio absoluto que el Red Bull RB7 demostró el año pasado no ha continuado en 2012, la última creación de Adrian Newey no está a la altura de su predecesor, para alegría de los aficionados que veremos un campeonato mucho más abierto esta temporada, con hasta cinco equipos que podrían estar luchando por el podio.

Después de que el McLaren MP4-27 de Jenson Button lograse una cómoda victoria el fin de semana pasado, sobre todo viendo como se desarrolló la sesión de clasificación, auténtica arma maestra de Red Bull y Sebastian Vettel la temporada pasada, y viendo a Lewis Hamilton al frente de los libres en el infierno de Malasia parece claro que los de las bebidas energéticas han cedido mucho terreno.

A una sola vuelta en clasificación, el actual campeón del mundo Sebastian Vettel admitió a la publicación alemana Auto Motor und Sport que “McLaren es demasiado fuerte para nosotros”.

En las tandas largas, el RB8 de Adrian Newey parece estar más cerca, pero ocurre algo similar al año pasado, si no son capaces de luchar por la pole, es muy difícil luchar por la victoria en carrera, quien sale primero en parrilla tiene toda la ventaja.

“Este es el aspecto positivo del día”, dijo el Dr. Helmut Marko el viernes en Sepang. “No estamos configurando el coche para una sola vuelta. Y esto se aplica a los dos compuestos de neumáticos, los pilotos están teniendo problemas para configurar el coche”.

“Cualquier cambio de configuración plantea más preguntas, provocando reacciones que no esperamos. Todavía estamos respondiendo a la pregunta de qué causa qué”, añadió el asesor de Red Bull.

Marko reconoció claramente: “Hemos perdido nuestra supremacía en la clasificación y McLaren es mejor a una vuelta, e incluso Mercedes, gracias al F-duct, es muy fuerte”.

“El Mercedes es rápido como una rayo en la recta y Alonso es extrañamente estable, lo que en carrera podría ser un problema”, dijo el austriaco.

Red Bull sigue sin estar conforme con el sistema de F-duct de Mercedes, pero no habrá ninguna protesta después de la carrera de Malasia, la FIA ha dado instrucciones a los equipos para presentar las protestas antes de los entrenamientos del viernes, en pro de los intereses del espectáculo.

Además, en palabras del director de carrera de la FIA Charlie Whiting en Sepang: “No hay nada de que quejarse”.

Sea por el F-duct o porque la limitación de los escapes soplados ha desbaratado la ventaja del año pasado, lo que parece claro es que esta temporada estará mucho más abierto el campeonato, en estos primeros compases hasta cinco equipos podrían estar luchando por el podio: McLaren, Mercedes, Red Bull, Ferrari y Lotus.

Además las 20 carreras previstas para este año harán la temporada más larga, tener tantos coches tan cerca unos de otros seguro que beneficiará al espectáculo y hará que las carreras sean mucho más interesantes, si la historia con el DRS se repite como el año pasado veremos mucha, mucha acción en pista.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.