Después del susto, llega la calma

El impactante fotograma que recoge el momento en el que el Lotus E20 de Romain Grosjean pasó a menos de un metro del casco de Fernando Alonso se ha quedado clavado en las retinas del imaginario popular y, seguramente sea una de las imágenes que más se recordarán de esta emocionante temporada 2012.