GP Austria 1975, Circuito de Osterreichring.

Vaya año el de 1975, después del grave accidente protagonizado por el alemán Rolf Stommelen que acabó con la vida de 5 personas y la suspensión del Gran Premio de España, también se suspendió pero esta vez por la lluvia torrencial, el Gran Premio de Austria celebrado en el circuito de Osterreichring, hoy en día llamado A1 Ring.

El circuito de Osterreichring tenía de una longitud de 5.911 metros, hoy en día ha sido remodelado y su longitud es de 4.318 metros, la vuelta rápida la ostenta Michael Schumacher en su Ferrari con un tiempo de 1’08.337.

f1_austria_a1_ring1

El trazado es sencillo sin muchas complicaciones, las claves son: que el coche corra más que el del adversario en recta, y que el piloto frene lo más  tarde posible en las curvas, divertido, ¿verdad? Así de sencillo pero complicado a la vez, porque por un lado, los monoplazas precisan de poca carga aerodinámica para correr en las rectas, pero a la vez, mucha carga para las fuertes frenadas que hay en curvas lentas, donde se producen adelantamientos.

Hoy en día es un circuito seguro con amplias zonas de escapada pero en el año 1975 no disponía de esas medidas de seguridad y tal como ocurrió en el Gran Premio de España de ese mismo año no pudo escapar de la desgracia, ya que en los entrenamientos del sábado fallecía el estadounidense Mark Donohue (March 751 Ford). En el video de más abajo hay pequeño resumen de su rescate.

El vencedor de la prueba disputada el 17 de Agosto sería el italiano Vittorio Brambilla (March 751 Ford) que emocionado por su triunfo, el único que lograría en Fórmula Uno, al dar por terminada la carrera en la vuelta 29 de las 54 de que constaba, se puso a llorar de emoción y terminó contra los raíles de seguridad aunque logró llegar con su maltrecho coche hasta el podio. Lo acompañaron en el podio James Hunt (Hesketh-Ford) en segunda posición y tercero Tom Pryce (Shadow-Ford). Este Campeonato mundial de F1 lo ganó Niki Lauda.

Recordar como anécdota que fue en este circuito durante el Gran Premio de Austria de 2002 cuando ocurrió el vergonzoso espectáculo protagonizado por Ferrari y sus pilotos, cuando por órdenes de equipo Rubens Barrichello cedió la victoria a su compañero de escudería Michael Schumacher. Lo que condujo a la prohibición de las órdenes de equipo que determinen de forma artificial el resultado de una carrera.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario