GP España 2012: Bienvenidos a casa

Después de las cuatro carreras iniciales en territorios lejanos, el Gran Circo aterriza en un trazado que, para todos -para unos más que para otros-, es como volver a casa. Montmeló, sede para este año y para 2013, el 2014 ya será otra historia, del Gran Premio de España, es uno de esos circuitos donde los pilotos se sienten cómodos, como en casa.

Ser el circuito donde más vueltas dan durante el año, entre GP y los test de pretemporada, hace que se considere uno de los mejores termómetros para poder hacer predicciones de cara a final de temporada: quien va bien en Montmeló, va bien el resto del año.

Sin embargo, esta máxima no está tan clara este año. Las ínfimas diferencias entre pilotos en las cuatro primeras pruebas del año, en las que ha habido otros tantos líderes del Mundial, hacen muy complicado prever quién irá bien o quién irá mal este fin de semana, máxime cuando hemos tenido entre medias unos test en Mugello donde quién más y quién menos ha llevado novedades aerodinámicas con las que quieren ganar esas dos o tres décimas que les separan de un sexto puesto o de una victoria.

Unos de los más trabajadores en este aspecto han sido los hombres de Ferrari. El equipo de Maranello, prácticamente, ha fabricado un monoplaza casi nuevo, con modificaciones en el morro, en las suspensiones traseras, en el alerón trasero y en el chasis, para intentar adaptarlo a lo que han visto que iba mejor en el resto de escuderías. Fernando Alonso sigue siendo su hombre fuerte, el único habida cuenta que Massa ya tiene pie y medio fuera de la escuadra italiana, y es consciente de que, a día de hoy, siguen un paso por detrás, aunque espera que sus mecánicos hayan hecho un buen trabajo.

“En Montmeló contamos con dar un paso adelante, pero hasta el sábado no sabremos lo grande que será ese paso. Tenemos novedades en el F2012; algunas de ellas las probamos la semana pasada en los test de Mugello y las demás las ensayaremos el viernes en los entrenamientos libres”, avisaba el español en los días previos.

La duda estriba ahí: ¿será suficiente ese paso como para, por lo menos, no sufrir en las clasificaciones, pasar cómodamente a la Q3 y poder luchar por las primeras lineas de parrilla? Las incógnitas rodean más que nunca a esta carrera, en la que Alonso contará con el aliento de una afición que vuelve a soñar, sobre todo después de la victoria de Malasia. Aquel fin de semana la lluvia fue protagonista, y aunque las predicciones no dan certeza de ello, hay una ligera amenaza de precipitaciones para este domingo.

Si el F2012 no ha mejorado tanto como se espera, el cielo podría volver a ser uno de los grandes aliados del piloto español, ídolo absoluto en Montmeló. Que lloviera este domingo -para cuando, por lo menos, se espera una bajada de temperaturas- sería ya una noticia en sí: sólo lo ha hecho en tres ocasiones desde que alberga el GP de España, en el 91, el 92 y el 96.

Si en otros circuitos salir muy arriba es importante, aquí lo es aún más. El trazado barcelonés es uno de los que entran en la categoría de difíciles en cuanto a adelantamientos se refiere. No en vano, en este circuito ha ganado siempre un piloto que ha salido desde la pole o desde la primera línea, y sólo Michael Schumacher pudo vencer aquí saliendo desde más atrás.

El alemán es el dueño y señor de los éxitos en Montmeló: ha ganado seis veces, y de los 18 GP’s que ha corrido aquí, en 17 acabó entre los seis primeros. Veremos si mantiene esa estadística este año, ya que es uno de los grandes focos de atención. El Mercedes es uno de los monoplazas dominadores en cuanto a velocidad punta se refiere, una de las características más significativas de este trazado merced a su larguísima recta principal, y ‘Schumi’ quiere quitarse la espinita de no tener una victoria con una bala plateada cuando su compañero Rosberg sí la tiene.

Si se mantiene la tónica general de principio de temporada, serán los Mercedes junto con los McLaren los que se disputen la pole aquí, aunque no habría que perder de vista a los Red Bull. ¿Se colará en la fiesta Ferrari? La gran incógnita de esta ecuación a día de hoy.

Otro de los atractivos para este fin de semana será ver al equipo HRT. Después de no ir a Mugello para poder hacer la mudanza a la Caja Mágica de Madrid, la escudería española se encuentra de dulce, tras presentar en apenas dos semanas tres nuevos patrocinadores y recibir en su nueva sede al presidente de la FIA, Jean Todt.

El optimismo corre como la pólvora en el equipo de Pedro de la Rosa y Narain Karthikeyan, que este viernes será sustituido por el probador español Dani Clos. El piloto catalán realizará sus primeros kilómetros en un GP, aunque sea sólo en la primera tanda de entrenamientos libres. La lucha por intentar superar a los Marussia el sábado y, sobre todo, el domingo será nuevamente encarnizada, ya que las diferencias son mínimas también en la parte de atrás.

En definitiva, se presenta un Gran Premio lleno de variantes, incógnitas y mucha ilusión, tanto para la afición como para los pilotos. Montmeló no suele ser una carrera con adelantamientos, y sus detractores suelen calificarla como ‘procesión’, pero después de un inicio de campaña tan emocionante como el que hemos vivido, se puede esperar mucho de esta carrera