Hungaroring, el circuito más español

Fernando Alonso cumple treinta años en el Gran Premio donde se vivió su primera victoria en Fórmula 1

Desde aquel día hasta hoy, Fernando Alonso ha conquistado dos títulos mundiales, 27 victorias, 20 ‘poles’ y un sinfín de estadísticas mejoradas por el mejor piloto español de Fórmula 1 hasta el momento. Este viernes cumple 30 años en la plenitud de su carrera, con varios años por delante; al menos, hasta el 2016 que tiene firmado con Ferrari. Casualmente, este fin de semana se cumplirá la treintena de carreras con la ‘Scuderia’ italiana. A esta conjunción de fechas y celebraciones, hay que unir la innegable progresión hacia delante que ha conseguido Ferrari en las últimas carreras. ¿Mantendrá el ritmo en el ratonero y lento circuito húngaro?

Fernando Alonso regaló en el Hungaroring a unos pocos -comparados con la marea que hoy le sigue- la primera victoria de un piloto español en la Fórmula 1. La culminación llegó dos años después, con el primer título de campeón del mundo. Aquel caluroso día de verano llevó su R23 a lo más alto, por delante de Kimi Raikkönen y Juan Pablo Montoya. Ese día, se convirtió en el piloto más joven en ganar una prueba del Mundial, con apenas 22 años y un mes, una marca que le arrebató en 2008, en Italia, el hoy gran ‘coco’ de la Fórmula 1, Sebastian Vettel. No obstante, y aunque Hungría siempre tenga un hueco especial en el corazón de todos los ‘alonsistas’ y en el del propio piloto, en este circuito siempre ha sido protagonista y no siempre para bien.

Año 2006. Fernando Alonso sale desde la decimoquinta posición, tras recibir una sanción de dos segundos por conducción temeraria y no obedecer en una bandera amarilla. Eso no evitó que el asturiano hiciera una de las mejores arrancadas que se recuerdan -algunos lo comparan con la de Senna en Donington en 1993-, en la que pasó de la 15ª a la 4ª posición en sólo tres vueltas. Se colocó primero, pero un mecánico le colocó mal una de sus ruedas -el famoso ‘tuercas’ de Renault- y abandonó.

Un año después, ya en McLaren, en Hungría se escenificó definitivamente la ruptura del español con la escuadra inglesa. Se destapó el caso de espionaje entre el equipo británico y Ferrari, después de que Ron Dennis confesase que había discutido con Alonso.

El motivo: el español entorpeció, sin recibir orden de lo contrario, a Lewis Hamilton cuando estaban luchando por la ‘pole’.

Este no dio una última vuelta extra, ya que no le tocaba -según las normas internas del equipo-, y pese a que McLaren culpó a Hamilton de desobedecer, los comisarios decidieron castigar a Alonso con cinco puestos en la parrilla, con lo que salió sexto, y al equipo con la pérdida de puntos de esa carrera para el campeonato de escuderías. Ganó Hamilton y Alonso fue cuarto.

Como en una reedición de lo peor de 2006, Alonso en 2009, de nuevo en Renault, volvió a quedar fuera de carrera por una tuerca mal puesta. Este Gran Premio, no obstante, pasó a la historia por el gravísimo accidente de Felipe Massa cuando un muelle del Brawn GP de Rubens Barrichello se desprendió y acabó dándole directamente en el casco, dejándole inconsciente. Desde entonces, el brasileño nunca fue el mismo. No obstante, tanto la edición 2006 como la 2009, aunque a Alonso no le fueron nada bien, se recordarán con cariño para la afición española.

En el corazón de De la Rosa y Alguersuari

La marcha de Juan Pablo Montoya a mitad de 2006 hizo que, por fin, viéramos a Pedro de la Rosa montado a los mandos de un McLaren, que condujo hasta el final de la temporada. Tras debutar dos carreras antes, en Hungría consiguió el que ha sido, hasta hoy, su mejor resultado en Fórmula 1: un segundo puesto, por detrás del que hoy es piloto titular en la escudería de Woking, Jenson Button, que se llevó aquí su primera victoria.

En 2009, el protagonismo español se lo llevó un chaval: Jaime Alguersuari. El catalán se montó por primera vez en un Fórmula 1 en los entrenamientos libres de este Gran Premio de Hungría, tras el despido de Sebastien Bourdais como piloto oficial de Toro Rosso. Ese día, Alguersuari se convirtió en el piloto más joven en debutar en la máxima categoría de monoplazas, con poco más de 19 años. Acabó su primera carrera en 15º lugar.

En un circuito con tanta historia española, y vista la progresión de un equipo Ferrari que quiere ‘morir’ matando en un trazado en el que, en teoría, debería salir beneficiado Red Bull, se puede augurar una prueba de lo más emocionante. Alonso no sabe qué es eso de la ‘crisis de los 30’, y con los años recién cumplidos, intentará volver a darle en los morros a Vettel y Webber, cuya renovación para 2012 se hará oficial este fin de semana.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario