Kubica devuelve la ilusión a Renault.

Después de la reestructuración que ha sufrido la escudería francesa, tras la marcha de Fernando Alonso, Renault vuelve a creer en sus posibilidades después de la segunda posición del piloto polaco Robert Kubica en el Gran Premio de Australia.

Hay quien piensa que el podio de Kubica no es un indicador de que las cosas vayan bien, ya que el otro piloto de Renault, Vitaly Petrov, no ha conseguido terminar en ninguna de las dos carreras disputadas por el momento. Pero en el seno de la escudería gala  se niegan a ser pesimistas, pensando ahora que no es un resultado aislado, ya que tanto en la calificación del sábado como en los entrenamientos libres, el R30 estuvo en las primeras posiciones.

La euforia momentánea que se vive en el box de Renault es comprensible ya que los últimos años, después de que en 2005 y 2006 el binomio con Fernando Alonso dominara, los resultados no han sido nada buenos e incluso en el ya famoso Singapurgate la imagen tanto deportiva como corporativa se vieron seriamente afectadas.  Por todos estos momentos difíciles atravesados en los últimos tiempos, es normal la ilusión que se vive en Renault.

Y aunque el trabajo de Renault es palpable, el esfuerzo y el talento de Kubica es dingo de ser destacado. En la carrera de  Barhein rozó los puntos y quedó en 11ª posición, pero en Australia demostró ser un piloto muy fino en su conducción, cuidando sus neumáticos de forma magistral sirviéndole esto para aguantar las acometidas del Ferrari de Massa en el tercio inal de la carrera.

En la escudería del rombo saben que este es el camino a seguir y sólo esperan que la adaptación de Vitaly Petrov al R30 sea total y que junto a Robert Kubica y a todo el equipo puedan continuar los buenos resultados.

1 Comentario

Deja un comentario