María de Villota recibe el alta hospitalaria

A través un parte médico se informa de que ayer miércoles María de Villota recibió el alta hospitalaria, justo en el momento en que se rumorea que el equipo Marussia se plantea hacer público el informe interno de la investigación sobre el accidente, donde se concluye que fue el resultado de una «cadena de circunstancias desafortunadas y errores».

La piloto de 32 años recibió ayer el alta del madrileño Hospital de La Paz donde fue ingresada el pasado 20 de julio, tras haber pasado 17 días ingresada en Cambridge, donde fue intervenida de urgencia por las lesiones que presentaba en cara y cabeza, aunque los médicos no pudieron hacer nada para salvar su ojo derecho.

En nuevo parte médico emitido hoy, se destaca que «la paciente se encuentra en buen estado general, por lo que recibió el alta hospitalaria en el día de ayer», aunque añade que los «especialistas de Cirugía Plástica, Neurocirugía y Oftalmología continuarán viéndola ya que necesitará someterse a seguimientos y tratamientos periódicos en el centro».

Recientemente, el equipo ruso insistió en que tras la investigación interna se podía descartar que la causa del accidente fuese algún tipo de fallo en el coche de 2012 con el que probaba la piloto a principios de julio en el aeródromo de Duxford.

«Ahora estamos seguros al 100 por cien de que el coche no tuvo la culpa en lo más mínimo», dijo el jefe del equipo John Booth en Hockenheim la semana pasada. Aunque hay también una investigación externa en marcha, Booth advirtió que podría ser «un proceso muy largo».

Mientras tanto, la revista alemana Auto Motor und Sport dijo que Marussia está planeando hacer público «dentro de los próximos diez días» un nuevo informe sobre las circunstancias que condujeron al impacto de la piloto española contra la rampa del camión del equipo que estaba estacionado.

La noticia añade que el incidente se describe en ese informe como «una cadena de circunstancias desafortunadas y errores» que llevaron a que su casco se golpease contra la rampa de carga del camión.

Auto Motor und Sport añade que la trayectoria que describió el coche de Villota en Duxford incluye una curva, lo que parece el resultado de su lucha por encontrar la palanca del embrague. También se habla de que olvidó pulsar el botón de neutral, y con los neumáticos y los frenos fríos trató de detener el coche con un motor de 760CV lanzado hacia delante en una marcha baja.

Este modo de actuar también puede haber sido el resultado del «pánico» o de «hacer lo incorrecto en el momento equivocado», agregó la publicación alemana

Sé el primero en comentar

Deja un comentario