McLaren niega que el MP4-27 roce los límites de la legalidad

McLaren ha negado que un miembro técnico del equipo expresase preocupación porque el recién presentado coche de 2012 esté cerca de los límites de la normativa técnica de esta temporada, el equipo británico insiste en que los medios de comunicación distorsionaron la información.

Este miembro del personal hizo los comentarios sobre el nuevo MP4-27 antes de que fuese presentado por el equipo en la sede de Woking ayer miércoles. La noticia sólo estuvo vigente en Internet por un corto período de tiempo antes de que fuese retirada.

Después de eso, los periodistas fueron contactados por McLaren para explicarles que la cita que se hacía sobre ese miembro del equipo no había sido correcta. La polémica tuvo una amplia difusión en el diario alemán Bild que se preguntaba: «¿(riesgo de) protesta? ¿Así que, tal vez, el coche sea ilegal?».

«Los rivales estarán ahora mirando de cerca el coche en Jerez», escribió el corresponsal Frank Schneider, que añadió que el MP4-27 tiene unos «bultos misteriosos» en los laterales, tal vez para «ocultar los tubos de escape».

El corresponsal del diario deportivo español Marca, Marco Canseco, dijo que el nuevo McLaren «no es revolucionario» a primera vista, con la desaparición de los pontones laterales en forma de L del año pasado, lo que incluso podría ser tachado de un «paso atrás».

Los tubos de escape, sin embargo, ahora que los difusores están prohibidos, estaban «muy bien camuflados» durante la presentación con un «bulto extraño incrustado» en la parte trasera de la cubierta del motor.

El difusor, agregó Canseco, es «inexistente» en la versión de presentación del McLaren MP4-27 «para evitar dar pistas a sus rivales».

El campeón del mundo de 2008, Lewis Hamilton, por su parte, bromeó diciendo que el coche soluciona algunos problemas que había tenido el año pasado, con unos espejos más altos y que «no se mueven», lo que hará que «Felipe (Massa) vaya a estar muy contento con eso».

Sé el primero en comentar

Deja un comentario