Mercedes sospecha que Red Bull quiere desviar la atención

Por si la polémica genera sobre los F-duct de Mercedes no fuese suficiente para calentar este inicio de temporada, ahora es el equipo alemán el que siembre dudas sobre los verdaderos motivos de Red Bull insista en quejarse del sistema cuando no parece que sean rivales directos en este campeonato a la luz del resultado de Melbourne.

Ross Brawn, jefe de equipo de Mercedes, ha especulado con que el ruido generado por Red Bull sobre el concepto aerodinámico del W03 no es más que una táctica de distracción para que la atención no se centre en otros temas más importantes.

«La polémica sobre nuestro sistema ha desviado el foco de atención sobre los escapes», dijo Brawn haciendo referencia a la prohibición para esta temporada de los difusores soplados, auténtico caballo de batalla de Red Bull la temporada pasada.

A pesar de normativa de la FIA que pretende acabar con la ventaja aerodinámica que proporcionaba este sistema, haciendo que la temporada pasada el RB7 pareciese ir sobre raíles en las sesiones de clasificación, algunos equipos han llevado al límite de las reglas los sistemas para 2012.

Pero una noticia desvelada esta semana por el diario alemán Bild fijaba la atención sobre un «truco de motor ilegal» en el RB8 que implicaría la activación y desactivación individual de los cilindros, al parecer tomando como fuente un análisis en profundidad de Mercedes.

Así que ya tenemos guerra servida, si Red Bull ataca con la ilegalidad del F-duct del W03, Mercedes hace hincapié en los trucos de motor del Renault montado en el RB8, por tanto los despachos echarán humo en Malasia.

El vicepresidente de competición de Mercedes, Norbert Haug, comentó: «No hay ninguna protesta oficial realizada por nosotros, pero hay algunas preguntas que le estamos haciendo a la FIA».

Por supuesto, el Dr. Helmut Marko, asesor de Red Bull, no hizo esperar para contraatacar: «Nadie va a encontrar nada que incumpla las reglas».

Y la revista especializada Auto Motor und Sport informa de que el coche ganador en Australia, el McLaren MP4-27, es el monoplaza de la parrilla 2012 que cuenta con la solución más sofisticada para el escape.

«Yo no diría que es ilegal», dijo Peter Sauber, «pero está en el límite».

Otros equipos como Mercedes, Lotus, Toro Rosso y Williams han utilizado en Melbourne una solución mucho más conservadora.

«En primer lugar, queríamos ver lo que está permitido y lo que no», dijo el ingeniero de Williams Mark Gillan.

Lo que parece evidente es que todos los equipos tienen claro cuales son las soluciones que aportan ventaja este año, así que sólo falta que la FIA se pronuncie. Malasia va a ser un hervidero de conversaciones, intercambio de pareceres y protestas que definirán el rumbo de esta temporada.

Probablemente en Sepang los coches sean muy similares al pasado fin de semana, pero para la siguiente carrera, el Gran Premio de China 2012 podríamos ver cosas muy diferentes sobre la pista y la jerarquía podría verse alterada completamente.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario