Mónaco, un nuevo comienzo para Massa

Felipe Massa ha tenido su punto de inflexión de la temporada en la carrera del domingo en Mónaco, aunque podríamos decir que ya comenzó el sábado, el brasileño terminó sexto y con el mismo ritmo que los pilotos que tenía por delante, así que, por el momento, ha logrado calmar a los que pedían su urgente despido por parte del equipo de Maranallo.

Massa ya había sido advertido, antes del inicio de la temporada, que su continuidad en el equipo se iba a depender de los resultados que lograse esta temporada. Pero la cinco primeras carreras se convirtieron en una pesadilla para él, con un coche complicado y sin estar a la altura de su compañero.

Pero en Mónaco las cosas cambiaron radicalmente, en la clasificación del sábado entró en la Q3, terminó a sólo una décima del crono de Alonso y en la carrera del domingo cerró el trenecillo que formaron los seis primeros con Webber al frente.

“Felipe tuvo una actuación brillante y enérgica durante todo el fin de semana”, dijo el jefe del equipo Stefano Domenicali.

“Estoy especialmente contento por Felipe, que necesitaba un resultado positivo”, agregó. “Estoy seguro de que este fin de semana realmente representa un nuevo comienzo de la temporada para él”.

Pero la atención de Domenicali, junto al resto de jefes de equipo, estaba centrada en el fondo plano de Red Bull y su posible ilegalidad.

“Todo lo que puedo decir es que necesitamos una aclaración sobre este punto”, afirmó Stefano Domenicali, quien descartó una protesta formal por parte de Ferrari.

Por el momento lo que hay es el compromiso de la FIA para investigar en profundidad este tema y emitir una aclaración, antes del Gran Premio de Canadá 2012, sobre el porqué son legales las ranuras cuando la norma dice que el fondo plano debe ser de una sola pieza sin ningún tipo de ranura.