Mutua Madrileña deja de patrocinar a Renault

Mientras Bernie Ecclestone se sumó hoy a las peticiones de una rebaja en la pena impuesta a Flavio Briatore, Renault volvió a Singapur con un patrocinador menos. Mutua Madrileña deja de patrocinar a Renault por le daño a su imagen que supone la sanción de la FIA, pero seguirá patrocinando a Fernando Alonso.

«En mi opinión, la FIA ha sido muy dura con Flavio. Creo que no era necesario, pero yo estaba en la de la Comisión de la FIA, así que probablemente soy tan culpable como cualquier otro. Reflexionando, creo que no era necesario», afirmó Ecclestone.

El «patrón» de la categoría afirmó que la Fórmula 1 necesita «gente como» Briatore, de quien se declaró «amigo», aunque reconoció que «manejó mal las cosas» en el GP de Singapur de 2008, cuando ordenó chocar a Nelsinho Piquet para favorecer el triunfo de Fernando Alonso.

El ex jefe de Renault, según Ecclestone, «debería solicitar ser oído por el tribunal de apelación de la FIA. Si va por la justicia ordinaria, la FIA se defendería y alguien diría que obligó a estrellarse a un joven, pudiendo causar su muerte», desaconsejó.

Ecclestone se sumó así a Luca Cordero di Montemolo, presidente de Ferrari, quien ayer pidió «clemencia» para Briatore, a quien la FIA suspendió de por vida por el escándalo de Singapur, la pista donde la Fórmula 1 volverá a correr este fin de semana.

Max Mosley, presidente de la FIA y de quien Briatore era un duro crítico, dijo a su vez que Renault no recibió una pena efectiva por la trampa de 2008 porque la fábrica francesa tiene 700 empleados, «de los cuales 697 eran inocentes. El comportamiento de Renault fue impecable», agregó Mosley al diario alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung.

Sin embargo, el primer golpe tras la sentencia no se ha hecho esperar, Mutua Madrileña anunció que no seguirá patrocinando a la escudería francesa.

La aseguradora afirma en su comunicado que Renault cometió «incumplimiento sustancial» de los reglamentos de la FIA al provocar «de forma deliberada» el accidente de Piquet que favoreció a Alonso. «La conducta de personas relevantes del equipo fue de extraordinaria gravedad y comprometió no solo la integridad del deporte, sino que puso en peligro la integridad física de espectadores, corredores y personal del circuito, todo lo cual puede afectar a la imagen, reputación y buen nombre de los patrocinadores de la escudería», dijo la aseguradora, que aclaró que sí mantendrá el vínculo que tiene desde hace cuatro años con Alonso.

flavio-briatore-ignacio-garralda-mutua-madrilena-renault«Es increíble, un veredicto extraño, porque quedaron impunes los verdaderos culpables», declaró Robert Kubica (BMW- Sauber), mientras que Giancarlo Fisichella (Ferrari) consideró «exagerada y difícil de entender» la suspensión de por vida a Briatore.

Ambos pilotos, igual que Jarno Trulli y Vitantonio Liuzzi, aludieron así a Piquet, protagonista directo del caso, y a Symonds, el jefe de ingenieros de Renault que, cada vez más, aparece como el verdadero «ideólogo» de la maniobra.

«Briatore no entiende nada ni de técnica ni de estrategia y es muy extraño que haya sido identificado como el único culpable de lo que pasó, con una pena de una dureza desproporcionada», afirmó Trulli (Toyota).

El «Míster X» que habría confesado a la FIA la trama podria haber sido el ingeniero inglés Alan Permane, hoy presente en Singapur en el lugar de Symonds, o sea como jefe de ingenieros de pista, secundando a Bob Bell, nuevo team-mánager de Renault.

«Yo tenía una relación excepcional con Flavio, en once años no guardaba ni los contratos y si no podré trabajar más con él no lo haré con ningún otro», afirmó a su vez Mark Webber (Red Bull), uno de los tantos pilotos que deberá renunciar a seguir bajo representación de Briatore, hacia quien expresó «plena solidaridad».

1 comentario

  1. Una vez más queda demostrado, que a una gran corporación, nada le garantiza ser víctima de malas decisiones de sus directivos, como deficiente asesoría de sus costosos abogados…

    Nada en ese mamotreto infame, que ha presentado la Fia, en la vista de la causa, por el accidente de Singapur, es prueba suficiente para culpar a Briatore; si en Renault, hubieran tomado las cosas con calma, se hubieran puesto de acuerdo como enfrentar una endeble acusación, basada apenas en el testimonio poco confíable, de un cobarde que tenía motivos de venganza contra Flavio Briatore, en lugar de asustarse como niñas histéricas ante la presencia de un pequeño roedor; otro gallo cantaría…

    En ningún tribunal ordinario, sentenciarían a Briatore, por simples indicios y cuestionables testimonios, como el del infeliz de Nelsinho, el de un testigo X ( algo inadmisible), y la evidente echada de otro impresentable como Symonds, que ha jugado un rol protagónico en esos informes, fungiendo de débil mental, con unas declaraciones inaceptables en una persona normal, no hablemos ya, de una persona medianamente inteligente, como se presume que tiene que ser, un jefe de equipo de fórmula 1…

    Finalmente Renault, que negoció precipitadamente, temerosa por pérdidas millonarias debidas a rescisiones contractuales; igual ha perdido en menos de 24 horas, a sus dos principales sponsors ( porque ING ya anunció hace poco su retiro), ha renunciado torpemente a destruir a sus más acérrimos enemigos en la justicia ordinaria, ha admitido una culpabilidad dudosa, y para colmo ha entregado en bandeja de plata, la cabeza de su más distinguido general, flavio Briatore, motivo único de ésta farsa, que más bien ha sido un linchamiento, para consumar una vendetta personal, de Mosley contra el italiano…

    Estoy seguro, que Flavio mantiene a éstas horas, prudente silencio; debe saber que éste caso es endeble e insostenible en un tribunal ordinario, dónde los únicos condenados, por confesión de parte, serían justo los que han sido de algún modo exculpados y levemente sancionados; es decir, Piquet y Symonds; no tienen ninguna prueba suficiente para condenarlo a él; y estoy seguro que luchará por revertir el grave perjuicio moral y económico, del que ha sido víctima; esto, más allá de que realmente haya sido culpable o no; porque la presunción de inocencia, vale en cualquier sistema legal del mundo civilizado.

Deja un comentario