Pedro de la Rosa es un excelente piloto de F1, pero no es un mago.

Pedro de la Rosa está desconocido, ya no se lo vé pausado, reflexivo.

La noticia resalta en las páginas web más vistas de F1.

«Pedro de la Rosa firmaría con Force India … »

Se repite esta idea en los titulares.

Pareciera un proyecto «tipo Prodrive bis», pero esta vez habría sido «repensado» y «repasado» como madera con aristas que deben desaparecer.

Un «proyecto» que según las noticias, habría sido «acompañado silenciosamente» por los popes de la F1, de lo contrario no tendría sentido el agradecimiento del Dr. Vijay Mallya hacia ellos, cuando se hizo el anuncio oficialmente por parte de Force India de la nueva relación con McLaren.

Todo esto me hace acordar a la pelicula «Titanic», ese también fue «un proyecto que no tenía que fracasar».

Y viene bien la similitud, dado que para que el barco cambie su rumbo, para que cualquier nave de ese porte cambie su rumbo necesita «espacio», «tiempo» ya que «no es instantáneo».

Ya estaría sufriendo esa «inercia» Force India, dado que su unidad 2009 tendrían que dejarla de lado, en razón de que fue construida para alojar un motor Ferrari y ahora tendrían que construir otra para alojar un motor Mercedes Benz + su caja + su transmisión + su electrónica + y + y +, no sería tan corta ni simple la lista.

Pero Pedro no es un «mago», es un excelente piloto de F1, pero no puede hacer «magia» para que el nuevo F1 de Force India llegue a ser un auto «para estar entre los diez primeros en la parrilla» en la próxima temporada, como he leído y repiten los medios enla web.

Me parece muy injusto ponerlo a Pedro en este «aprieto», donde el sería «el experimentado nexo» entre los de Wokking y los de Silverstone. Sería el «fusible» que se fundiría si el proyecto entra en «fase de cortocircuito».

Pedro debe de estar como dice el dicho «son las 12 y todavía el pescado sin vender», todo por hacer y sin acceso a la máquina del tiempo.

De darse todo como dicen los medios, recién podría probar el nuevo Force India en ¡FEBRERO!.

¡Viene difícil la cosa!.

Viendo la página «as.com», Raúl Romojaro expresa:

«La semana pasada, cuando hablé con Pedro de la Rosa para preguntarle por sus opciones en Force India, lo hice casi más como viejo amigo que como periodista. Tenía unas ganas locas de que me dijera que sí, que iba a volver a correr, que Ron Dennis pensaba resarcirle por tantos sinsabores previos. Pero no hubo forma. No quería ni oír hablar del tema, prefería esperar el devenir de los acontecimientos antes que dibujar castillos en el aire. Sin embargo, hubo algo que me llamó poderosamente la atención, tanto que lo comenté con mis compañeros del AS: le noté tremendamente excitado. Nada que ver con el Pedro reflexivo y pausado que yo conozco.»

«Ahora lo entiendo todo. Su corazón debía ser una olla a presión a punto de estallar. Llevaba todo el día recibiendo llamadas para interesarse por el mismo asunto que yo, pero a nadie le podía contar (ni lo hará todavía) que su futuro estaba resuelto, que ya tenía un acuerdo con Force India y que McLaren había pensado en él como pieza clave del proyecto de poner en marcha lo que en realidad es su escudería filial. Entiendo su discreción porque algunos son los cabos que quedan aún por atar y ya habrá momento de vocear la buena noticia. Porque eso sí que es lo realmente importante: De la Rosa ha vuelto.»

A la distancia hago otra lectura de esto, y quiera Dios que me equivoque TOTALMENTE.

Entre lo que capto y lo que dice Romojaro, lo veo a Pedro «como un «soldado» que tiene que ir a una lucha en que vería «que se la va la vida», dado que la semana pasada se habría declarado la «guerra», las «municiones» recién se las entregarían en Febrero, pero debe presentarse de inmediato en el frente con la orden de «ganar» todas las batallas, de «no fracasar».

Una visión de lo que NO dicen los números.

Fuente: La F1, la web y yo

Sobre R.Mario 162 artículos
Soy un seguidor apasionado de la F1 Vivo en la República Argentina Provincia de Mendoza

Sé el primero en comentar

Deja un comentario