Las pesadillas de Glock han regresado

El rendimiento del alemán Timo Glock se ha vuelto una pesadilla para el piloto, a principios de año se veía superado por su novato compañero de equipo Charles Pic y se mostraba descontento con su coche, tras algunas carreras más relajadas, la tensión ha regresado al asiento de Marussia.

Tras muchas revisiones, el equipo encontró en junio que ocasionaba tantos problemas a Glock, un fallo en el montaje de la horquilla de la suspensión trasera, tras solucionarlo el alemán recuperó ritmo, peor últimamente ha vuelto a perder ritmo.

Marussia incluso tomó la decisión de darle un chasis completamente nuevo para afrontar el Gran Premio de Hungría, pero no sirvió de mucho se vio completamente superado por su novato compañero Charles Pic y además terminó quejándose de manipulaciones.

«En este momento es inmanejable», dijo Timo Glock a la revista alemana Auto Motor und Sport. «No sabemos que es. Hay sobreviraje todo el tiempo y las ruedas se bloquean constantemente».

Glock admitió que tanto los diseñadores como los ingenieros se encuentran perdidos: «Probablemente es un problema en la parte trasera del coche, pero ¿el qué? No lo sabemos».

También añadió que la colaboración técnica que han iniciado con McLaren aún no ha dado ningún fruto: «Tenía la esperanza de que íbamos a estar más cerca, pero ahora mismo no lo estamos».

«Pero por le momento eso no es lo más importante. Lo fundamental es el motivo por el que estoy perdiendo casi una vuelta con mi compañero de equipo», dijo Glock.

Corren malos tiempos para Timo Glock, comenzó su carrera en la F1 en 2004 con Jordan, con quien disputó cuatro carreras esa temporada, luego logró en 2008 un puesto en Toyota, un equipo en el que tenía grandes expectativas, pero tras su salida de la F1 en 2009 recaló en Virgin, ahora Marussia donde no ha logrado destacar.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario