Pole para Hamilton y decepción en Ferrari

Hamilton Rosberg Vettel Silverstone 2013«No es normal que un Ferrari no entre en la Q3 y que yo esté de chiripa en ella». Con esta frase de Fernando Alonso se resume a la perfección el resultado tan nefasto que han dado las novedades -que no mejoras- que ha llevado Ferrari a Silverstone. En teoría, debían servir para que Alonso luchara por la pole.

En la realidad ha supuesto que ya ni siquiera haya tenido opciones de pelear por la tercera fila de la parrilla. El piloto español saldrá en novena posición, su peor resultado un sábado en todo lo que se lleva de temporada 2013, y eso que en principio había clasificado en décima posición. Una sanción a Paul Di Resta porque su Force India no llegaba al peso mínimo le permitió ganar un puesto al asturiano, entre otros. De nuevo tocará una heroica remontada para mantener sus opciones para luchar por el campeonato… pero no siempre Alonso podrá recuperar posiciones en carrera.

El español no se mordió la lengua a la hora de describir la labor que está realizando su equipo este fin de semana, en particular, y durante el resto de la temporada en general. Las nuevas piezas que llevan a cada circuito no solo no les permiten recortar con los Red Bull y los Mercedes, sino que les hacen perder aún más. «Las evoluciones que traemos no funcionan. Vuelven todas a la fábrica, ya que no nos dan el rendimiento que esperábamos», se lamentaba el asturiano. Ahora solo toca esperar un poco de suerte: «Esperar y ver qué pasa». Para este domingo se prevé que la meteorología y las condiciones de pista jueguen a favor de Ferrari. Con algo más de calor, los Pirelli deberían adaptarse mejor a las características del F138, con lo que será una pequeña ayuda para el objetivo de la remontada. Con respecto a los neumáticos, Alonso tampoco perdió la oportunidad de lanzar un dardo contra sus rivales: «Se supone que Silverstone es una pista favorable para nosotros. Sin embargo, también es cierto que Pirelli ha cambiado bastantes veces los neumáticos para que estén contentos los de arriba. Ahora aquellos que se quejaban ocupan las dos primeras filas y no se quejan. Siempre traen el medio y el duro, y sabemos que estos neumáticos solo ayudan a dos equipos».

El piloto que logró la ‘pole position’ fue Lewis Hamilton, algo que por otro lado no debería resultar una sorpresa para casi nadie. Los Mercedes son los referentes durante este fin de semana, lo que a su vez alimenta las sospechas en torno a los beneficios que podrían haber obtenido en los test ilegales que hicieron con Pirelli. El británico superó a Nico Rosberg, su compañero, al que le endosó más de cuatro décimas. Hamilton buscará su segunda victoria en su circuito de casa, lo que llevaría al éxtasis a los muchos aficionados que abarrotarán las gradas de Silverstone. Su 1:29.607 da buena muestra de la superioridad de las ‘flechas plateadas’ en el trazado británico, que tendrán que confirmar en la carrera.

Los principales rivales de los Mercedes serán, cómo no, los hombres de Red Bull. Sebastian Vettel saldrá desde una tercera posición que, puesto en perspectiva, puede suponer casi un golpe definitivo para el campeonato. Sus principales perseguidores, Raikkönen y Alonso, saldrán desde la octava y la novena plaza, y todos los puntos que pueda sacarles le acercan un poco más al ansiado cuarto título. Y es que además de Ferrari, otra escudería, Lotus, está pasando su particular calvario este fin de semana. Romain Grosjean y Kimi Raikkönen partirán séptimo y octavo, y como sus rivales de Maranello, evocan la vieja tonadilla de «los puntos se reparten el domingo », como una especie de invocación para la suerte. Pobre consuelo, tanto en Lotus como en Ferrari, para dos escuderías que hace no tantos grandes premios se disputaban las victorias.

Webber, enemigo de Vettel

Aparte de los hombres de Mercedes, uno de sus enemigos más a tener en cuenta para el líder Vettel es su aún compañero Mark Webber. El australiano ya ha ganado dos veces en Silverstone y a buen seguro que intentará conseguir un tercer trofeo de vencedor en el circuito donde comenzó la Fórmula 1. A favor de Vettel está el factor ‘salida’, uno de los puntos más flacos de Webber. En su contra, el ímpetu que puede tener el piloto australiano, una vez que ha confirmado de manera oficial que estas serán sus últimas carreras en esta competición antes de dar el salto a los sport prototipos de resistencia.

Cabe destacar también la actuación de Daniel Ricciardo. El otro ‘aussie’ de la parrilla había igualado su mejor clasificación en la Fórmula 1, pero finalmente saldrá quinto después de un fin de semana muy completo y beneficiado por una sanción a Paul Di Resta. El piloto de Toro Rosso, como su compañero Jean-Eric Vergne, se tomarán las próximas carreras como auténticos exámenes para demostrar que están capacitados si Red Bull apuesta por uno de ellos para sustituir a Webber. Veremos si este domingo pueden confirmar las buenas sensaciones demostradas este fin de semana. Seguro que uno de los focos de la carrera lo protagoniza Ricciardo y Adrian Sutil, que arrancará desde la sexta plaza. Ambos se han visto beneficiados porque el Force India del escocés se quedó a solo kilo y medio del peso mínimo exigido por la normativa, por lo que fue excluido y saldrá desde el fondo de la parrilla.

Y todos ellos serán enemigos de un Fernando Alonso que empieza a tener callo para las remontadas. Necesitará suerte, empuje y, sobre todo mucha concentración para intentar salvar los muebles, un domingo más, después de un sábado desastroso. La luz de alarma no se ha encendido en Ferrari… pero un mal resultado en Silverstone podría obligar a tomar decisiones drásticas.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario