Red Bull admite secretos ocultos en el RB8

Christian Horner, jefe del equipo Red Bull, ha admitido que el coche de las bebidas energéticas de esta temporada no enseñará todas sus cartas hasta que no de comienzo el Gran Premio de Australia 2012, primera carrera de la temporada, el 18 de marzo en Melbourne.

A pesar de que todos pudimos ver el RB8 en acción durante los cuatro días de entrenamientos en Jerez de la Frontera, que se completarán con dos tandas de cuatro días cada una en las próximas dos semanas.

Pero cuando la nueva creación de Adrian Newey fue presentada oficialmente, el equipo no organizó una ceremonia de presentación tradicional, en su lugar lanzó un vídeo con una corta animación mostrando el monoplaza.

“No queríamos que nuestra competencia pudiese fotografiar el coche desde todos los ángulos a la primera oportunidad”, admitió el jefe del equipo Christian Horner a la revista alemana Auto Motor und Sport.

En medio del meteórico reciente éxito de Red Bull, los equipos rivales han copiado el difusor soplado y el concepto de flexibilidad en el alerón, y esta año el escalón del morro es el resultado de una nueva filosofía de diseño de Newey bajo el chasis.

“En la inauguración del año pasado en Valencia había 100 fotógrafos de los que hacen disparos a todos los huecos”, exclamó el británico. “A partir de ese instante, todo el mundo sabía todas las dimensiones de nuestro coche”.

Así, para 2012, han querido resguardar algunos secretos en el RB8, uno de ellos es la función real o secundaria de la ranura del morro en forma de buzón y otra es un desarrollo no presentado de la disposición de los escapes.

“El año pasado teníamos que tener el difusor soplado antes de tiempo”, explicó Horner, “porque teníamos que averiguar cómo los gases del escape afectaban a los neumáticos”.

“Esta vez, el secreto está en los detalles y uno no desea echar a la competencia una mano para ayudarles a descubrirlos”, sonrió.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.