Repaso técnico a Fuji Speedway

La próxima parada de la fórmula 1 nos lleva hacia tierras japonesas, en concreto a la ciudad de Shizuoka, al pie del Monte Fuji, donde se sitúa el Fuji Speedway. El circuito, propiedad del Toyota desde 2000, volverá a albergar el Gran Premio de Japón al igual que el año pasado, cuando sustiruyó a Suzuka. El circuito consta de dos partes bien diferentes, una zona de curvas lentas y una larga recta, parecido a lo que sucede en Indianápolis.

Un circuito de las características de Fuji, debería provocar que los equipos usasen una elevada carga aerodinámica para completar el paso por la zona lenta. Pero debido a su larga recta, la velocidad punta será clave para adelantar al final de recta o para protejerse de un ataque, con lo que las escuderías buscarán un termino medio que le permita a sus pilotos una buena velocidad punta en la recta combinado con el paso por las curvas lentas.

El desgaste de neumáticos será poco severo por la ausencia de curvas de alta velocidad, pero hay que tener en cuente la tracción necesaria para salir de las curvas lentas. Esto podría provocar un desgaste importante de los neumáticos traseros. Bridgestone pondrá a disponsición de las escuderías el compuesto medio y el blando.

El predominio de curvas de baja velocidad en el trazado hace crucial tener una buena tracción que permita salir bien de esas curvas de baja velocidad, sobre todo de la curva Panasonic (curva 16). Una mala tracción en esa curva, antes de la recta principal, hará al monoplaza vulnerable al adelantamiento en la recta o en la curva 1.

El desgaste de los frenos no es importante en Fuji, todas las curvas, execpto la 1, al final de recta, tienen frenadas poco importantes. Habrá que prestar especial atención a la frenada al final de recta, es una de las mejores zonas para atacar apurando un poco la frenada.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario