Schumacher sin un futuro claro a pesar del podio

A pesar de que la sequía de resultados ha terminado para el heptacampeón alemán con el podio de Valencia, incluyendo la racha de mala suerte que le acompañaba en 2012, Michael Schumacher sigue sin poder frenar la corriente de especulación que desata su continuidad o no tras esta temporada.

Aunque los abandonos de Sebastian Vettel y Lewis Hamilton, añadiendo maltrecho coche de Maldonado, del domingo en el Gran Premio de Europa le llevaron al podio, el regreso del heptacampeón a un podio de F1 fue un momento muy emotivo para el alemán.

El veterano ingeniero Joan Villadelprat, quien trabajó con Schumacher en Benetton, dijo haber visto al piloto de 43 años en la celebración del podio con los «ojos borrosos».

Fue el 156 podio de la carrera de Schumacher, pero eso no fue suficiente para que el domingo el piloto alemán se mostrase emocionado, se olvidó incluso de una rutina que tendría que tener bien aprendida: habló en inglés cuando tocaba el turno de hablar en su lengua nativa para sus fans.

Dándose cuenta del error, se rió a carcajadas y luego comenzó de nuevo: «tal vez en alemán ahora».

Cuando le preguntaron si la emoción del momento fue la razón por la que decidió regresar a la F1, Schumacher estuvo de acuerdo: «si, son sin duda estos momentos los que me gustan profundamente»,

«El equipo y yo hemos sido objeto de críticas aquí y allá, sobre todo últimamente, y esta es la mejor manera de responder, por tanto me siento orgulloso, agradecido y muy emocionado», afirmó el Kaiser.

Con un podio en el bolsillo, quizás sea el momento adecuado de pensar en un nuevo contrato para 2013: «Si me disculpas, no tengo más novedades al respecto, así que dame el tiempo que necesito y ya veremos».

El tricampeón Niki Lauda dijo al Kleine Zeitung que Schumacher sigue estando en buena forma: «Su clasificación en Mónaco fue una clase magistral y, como vimos en Valencia, sigue siendo uno de los más rápidos, si todo encaja».

Sé el primero en comentar

Deja un comentario