Sigue en duda la situación de USF1

Un signo leve de vida surgió en USF1 la pasada noche, después de los ríos de tinta que provocó el fracaso del equipo estadounidense. Después de que se dijese que Chad Hurley y el conductor argentino José María López cambiaban de barco al de Campos, el sitio web oficial del equipo también se pronunció al respecto.

“El servidor web se ha caído y está siendo reparado como escrito”, dijo USF1 en la noche del viernes. “No nos hemos ido, como muchos han informado”. El equipo con sede en Charlotte se comprometió a proporcionar más información “pronto”.

A raíz de las noticias de que López había sido informado por un Windsor con lágrimas en los ojos sobre que USF1 estaba en las últimas, se supo después que su equipo directivo estaba muy ocupado haciendo acuerdos para el año 2010 en una serie de reuniones en Londres.

“Nos gustaría informar que ayer, José María López, junto con Felipe McGough y Víctor Rosso, visitó la sede de USF1 en Charlotte para estar en contacto con los directores del equipo,” se podía leer en un comunicado. El séquito de López dijo que dejó los EE.UU. “con una clara comprensión de la situación actual del equipo”.

“Se hicieron diferentes reuniones, una de ellas con los responsables de la FOM (Formula One Management), cuyo presidente es Bernie Ecclestone. El resultado de la reunión ha sido positivo”, declaró López. Representantes del gobierno argentino, a continuación, dejaron claro al diario Clarín que aún no han efectuado ningún pago a USF1.

Por otra parte, en un informe de Europa Press, el gerente de las instalaciones de Motorland Aragón – base europea USF1’s – dijo que no sabía si USF1 seguía con sus planes. Y el ex piloto de F1, Jos Verstappen, escribió en su columna de Telegraaf que “si llegan (USF1) a Bahrein con dos coches, están tan atrasados que el mundo no debería esperar nada de ellos”.
(GMM)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.