El sueño de Alguersuari: volver a la Fórmula 1

Relajado, vestido con ropa informal y muy sonriente, apareció Jaime Alguersuari en la Casa del Libro de la Gran Vía de Madrid, donde el patriarca del clan Alguersuari presentaba este martes lo que quiere ser un manual para enseñar a los padres a detectar el talento deportivo en su propia casa: «Tu hijo puede ser un crack».

En estos poco más de cuatro meses desde que Red Bull y Helmut Marko decidiese que Jaime no tenía hueco en la Fórmula 1 de este año, el piloto catalán ha ganado una cosa: serenidad y paciencia. El puesto de probador en Pirelli le ilusiona sobremanera y cada vez que se le pregunta, no puede ocultar su emoción. «El programa de Pirelli es muy prometedor porque el coche es muy competitivo -un Renault R30 de 2010- y se rueda mucho, así que es muy positivo porque si el día de mañana me tengo que subir a un coche como piloto oficial, no estoy oxidado y tengo experiencia con el neumático del año que viene, el de este y el del año pasado», se esperanza el piloto. Alguersuari lleva negociando con varios equipos, como Mercedes, desde el mismo día en el que «ocurrió lo que ocurrió», como califica su despido de Red Bull, y por ello volver a subirse a un Fórmula 1 era «el primer objetivo».

«Es muy importante porque seré el único privilegiado en tener posibilidad de coger experiencia con el neumático del año que viene. Puede ser algo muy atractivo para los equipos, pero bueno… no me esperaba entrar en la F1 como entré y tampoco me esperaba salir como salí, cuando ya estaba todo hecho y todo hablado. No me puedo mojar diciendo que vaya a estar en la F1 el año que viene, porque no lo sé ni yo… aunque sí lo pienso y sueño con ello, porque quiero tener un buen coche, porque sé que puedo hacerlo y lo voy a intentar», promete Alguersuari, que como su padre, al menos de cara a la galería, no guarda rencor a sus antiguos mentores.

«Todo lo que tengo que decir de Red Bull es bueno, porque ellos me dieron la oportunidad de subir a la F1. Apostaron por mí cuando tenía 15 años y financiaron mi carrera hasta llegar a la F1. Muchos otros también se lo merecían y no lo han tenido. Tuve la suerte de que a mí me llamaron, lo hice bien y me contrataron. A partir de ahí, hay que ganar y ser bueno, si no, no vas a subirte. Se tienen que reunir muchas características para ser un número uno y llegar allá. Lo que ha pasado después es muy difícil de explicar, porque a mí me han diseñado para ser un campeón, porque si no, no hubiera llegado donde llegué. Yo tampoco entiendo el porqué, pero hay que ser positivo y maduro para ver los días claros y los días de tormenta que hay en la vida», se resigna el español.

De no ser por Red Bull…

«A quien Dios se la dé, San Pedro se la bendiga». Con este refrán resumía Jaime Alguersuari padre la estancia de su hijo bajo el paraguas de Red Bull. Evidentemente, la presencia del gigante de las bebidas energéticas ha sido un trampolín, pero también fue un freno para su posible avance en la Fórmula 1. De hecho, hace poco se supo que el equipo Lotus se había interesado por los servicios de Alguersuari, pero al estar unido a la estructura del equipo campeón, ni siquiera negociaron. Craso error, vistas las consecuencias.

«Es verdad que hubo conexiones con otros equipos y sigue habiéndolas para poder tener un buen asiento el año que viene, pero insisto: yo tenía un futuro allí, una lealtad y un ‘feeling’ con la compañía, que en ningún momento me podía esperar lo que pasó», confesaba Alguersuari. «Por eso dije el año pasado que no me imaginaba un futuro en la F1 fuera de Red Bull, pero cuando pasó lo que pasó ya era 15 de diciembre y ya no había hueco en los equipos. Es una pena, pero hay veces en la vida que se cierra una puerta y se abre otra mejor. Igual este es el caso. Seguiré entrenando al 120% para esperar la oportunidad», remarcó el segundo piloto más joven en puntuar en la Fórmula 1.

La labor de comentarista en la BBC 5 le está granjeando lo que considera fundamental: seguir viajando a las carreras, seguir en contacto con los equipos y mantenerse alerta. ¿Quién sabe si no le ocurre como a Pedro de la Rosa el año pasado y se puede subir a un Fórmula 1 para sustituir a otro? Es una posibilidad remota, pero más remoto parecía que se quedara fuera de Toro Rosso, y…

Desde fuera, Alguersuari analiza las carreras para diversos medios, lo que le ha ayudado a ‘leer’ la Fórmula 1 desde un punto de vista más objetivo. «Este año está siendo muchísimo más entretenido para todo el mundo, para el deporte, para el futuro de la Fórmula 1 y para el espectador, porque las carreras se han hecho mucho más igualadas, la FIA ha hecho un grandísimo trabajo en la reglamentación de 2012 y es de agradecer. Ahora puedes ver un Sauber que está delante, hay menos diferencias entre el primero y el quinto y esto no se veía el año pasado. Veremos varios ganadores y esto hace justo el deporte y la Fórmula 1, y por eso estamos en una de las mejores temporadas de los últimos años», señala el joven de apenas 22 años.

De cara a China, este fin de semana, Alguersuari avisa: «Mercedes será muy competitivo allí, porque tienen un gran sistema de DRS y a una vuelta están por debajo de McLaren, pero casi al mismo nivel. Espero que estén clasificando por delante de Red Bull, porque estos no tienen un efecto tan bueno en la recta, pero después en carrera espero que los rivales a batir sigan siendo McLaren y Red Bull».

¿Y Ferrari? «Están un poco por debajo, como se ha visto claramente. Sepang fue una carrera especial, donde Fernando fue el único ganador porque hizo un gran trabajo al elegir y gestionar los neumáticos. Sin duda, Pérez hizo un gran trabajo también, pero sin la lluvia, ninguno de los dos coches hubieran estado a la altura de McLaren y Red Bull.

Ferrari tiene el potencial suficiente para evolucionar el coche en muy poco tiempo, porque es un ‘top team’, y no se si serán capaces de ganar un segundo o un segundo y medio que les falta a una vuelta, pero ser competitivos y seguir estando en los puntos es su objetivo, que es lo que le interesa a Fernando, porque el Mundial sigue estando abierto y Fernando ha hecho un grandísimo trabajo, sobre todo la de Australia, que es la que sufrieron más en rendimiento. Puede pasar de todo», señala.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario