Surge la polémica en la FOTA nuevamente

Stefano Domenicali insiste en que una nueva ola de polémica sobre las novedades técnicas no amenace la armonía de la alianza de los equipos de la fórmula uno en la FOTA. Después del dominio de Red Bull en las clasificaciones de Melbourne el sábado pasado, el jefe de equipo de McLaren, Martin Whitmarsh, sugirió que el RB6 debe tener escondido un sistema regulación de altura.

Esto levantaría de nuevo la polémica entre los equipos. Pero Christian Horner, de Red Bull, respondió al golpe proporcionando una “garantía absoluta” de que Whitmarsh, que es el nuevo presidente de la FOTA, está equivocado.

La tensión entre estos dos equipos ya era mucha, después de que Horner diese el soplo sobre el ‘conducto F’ de McLaren que ahora está siendo imitado por muchos en el pitlane.

La FOTA, entonces dirigida por el presidente de Ferrari, Luca di Montezemolo, sobrevivió el año pasado a la cola que trajo el doble difusor, pero en 2009 la armonía regresó porque se unieron ante la amarga guerra política contra la FIA.

Con esa guerra ya terminada, el jefe de Ferrari, Domenicali, fue interrogado sobre las nuevas escaramuzas que amenazan ahora la unidad de la FOTA. “Por la parte técnica, no tengo nada que decir, porque la Federación (FIA) debe arbitrar esas situaciones” dijo el italiano al diario Tuttosport.

Pero añadió que “es parte del deporte hacer presión sobre los otros equipos y lo que están haciendo.” Y finalizó declarando que “es solo parte del juego.”
(GMM)

Sé el primero en comentar

Deja un comentario