Tres Consecutivas (Crónica del GP de Turquía)

Desde el comienzo del campeonato en Australia en donde el ganador fue Lewis Hamilton, la racha vencedora de Ferrari se mantiene abrumadora. En las últimas cuatro carreras han sido, Raikkonen, Massa, Raikkonen, y ahora, por tercera vez consecutiva en este trazado, la victoria fue para el Brasileño Felipe Massa demostrando que las pistas en sentido contrario le sientan más que bien.

La quinta válida del campeonato mundial de F1 se llevó a cabo en un magnífico trazado salido del prodigioso lápiz de Herman Tilke que tiene en una larguísima curva a la izquierda que se conforma con distintos radios, como una de sus características principales. El fin de semana estuvo bastante variado, los records de vuelta eran de uno u otro piloto, transformando a la clasificación en un enigma.

Enigma que se develó el sábado cuando Massa logra la pole seguido de un magnífico Kovalainen que, luego de su fuerte accidente en el GP pasado regreso con un nuevo impulso, como fue con Kubica el año pasado, que luego de su aparatoso accidente en Canadá se recuperó y se mostró más competitivo. Tercero en la parrilla era Hamilton, luego Raikkonen, Kubica, Webber, revelando superioridad como equipo y sobre su compañero el veterano David Coulthard. Atrás estaba Alonso, que según declaraciones, esta carrera estaba muy complicada y su principal objetivo era batir al Red Bull que lo precedía. Algo a recalcar en este GP es el cambio en la clasificación ya que la Q1 y Q2 solo dejaron afuera a 5 coches por cada una, debido a la salida del equipo Super Aguri de la categoría por falta de presupuesto.

Tras un fuerte viento, presente en mayor medida en la curva 9 y 10, se inició el Gran Premio, Massa parte bastante bien protegiendo su posición, Hamilton sobrepasa a su compañero y gana la segunda plaza, Raikkonen se rezaga un poco y es sobrepasado por Kubica y Alonso que hace una excepcional partida. Atrás Fisichella que partía último, debido a una penalización, se llevaba por delante al Williams de Nakajima dejándolos fuera de competencia y provocando la salida del Safety Car pilotado por Bernd Maylander.

Una vuelta más tarde a medida que el Safety Car se retira, Kovalainen entra a boxes debido a una pinchadura en uno de sus neumáticos, lo cual lo relega a la última posición, a vuelta seguida Alonso no puede más con la arremetida del Ferrari y es sobrepasado por Raikkonen al tanto que los dos punteros se empiezan a distanciar con tiempos de vuelta muy parejos.
Fernando Alonso consigue su objetivo y en la vuelta trece logra adelantar al Red Bull de Mark Webber, pero a vuelta seguida entra boxes abriendo así el ciclo de paradas. Demostrando de esta forma su velocidad, Hamilton entra a repostar, con un sorprendente tiempo de 6.2 segundos lo cual manifestaba una estrategia bastante incierta. Mientras que atrás, su compañero Kovalainen sobrepasaba a cuanto coche se le hacía posible, tratando de recuperar lo mucho que perdió.

Tres vueltas más tarde entra Massa, que a pesar de hacer una parada más larga sale por delante del británico de Mclaren, dejando en primera posición a Raikkonen que se demoraría un par de vueltas más en entrar, a tanto que marcaba el record de pista de 1’26″506 que ya no pudo ser mejorado.

Vuelta 24, y todo el mundo de pié, una veloz flecha plateada sobrepasa a Massa en la penúltima curva del circuito, y además era un segundo más rápido por vuelta. Con esto las oportunidades de un doblete para Ferrari eran casi nulas y se comprometía aún su victoria. Por otro lado Alonso está rodando más rápido que Mark Webber, lo que le asegura la sexta posición, ya que derrotar a los dos BMW que lo superaban era una tarea por demás imposible.
Como era previsible vuelta 32 y Hamilton entra a Boxes, ahora se ubica atrás de Kimi y delante de Robert, pero con de nuevo se detiene por poco más de seis segundos demostrando una estrategia de tres paradas bastante extraña.

La carrera continúa, la parada en boxes para los punteros iba a ser muy determinante ya que los Ferrari pondrían neumáticos duros, y los Mclaren los intermedios, los cuales no les caían bien a sus coches y más para este competitivo final de carrera. Massa entra a boxes sin problemas, Raikkonen ya a un segundo por delante del Mclaren, hace lo propio perdiendo así la segunda a la expectativa de lo que pueda hacer Lewis. Expectativa que no duró mucho ya que a vuelta siguiente Hamilton hace su parada y asegura el segundo lugar al salir por delante del actual campeón del mundo.

A pocas vueltas del final, todo seguía igual a excepción que Kimi se mantenía a menos de un segundo de Lewis pero no encontraba forma de sobrepasarlo a tanto que Massa estaba a unos cómodos cincos segundo de distancia.

La bandera a cuadros cayó y por tercera vez consecutiva Massa logra su victoria en este circuito, con lo cual empata a 28 puntos en el segundo lugar del campeonato junto con Hamilton que llegó por delante de Raikkonen tercero, pero aún primero en el campeonato con 35 puntos. Luego los dos BMW encabezados por Kubica, sexto Alonso cumpliendo así con su objetivo, séptimo Webber y octavo Rosberg que con un perfil bajo en esta carrera logra el último punto.

Ya se viene el glamuroso Mónaco, circuito bastante trabado y que le caería muy bien a las Ferrari, pero los últimos resultados han favorecido más a sus rivales, dando el preludio de un GP que va a sorprender a más de uno.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.