Vettel domina en medio de la chapuza

Sebastian Vettel logró el mejor crono de la jornada de entrenamientos libres del viernes, seguido por Alonso, a 2 décimas, y Hamilton, a 7 décimas, y aunque el Red Bull marcó el terreno, el Ferrari dio muestras de estar en condiciones de luchar por la victoria.

Más allá de lo deportivo, los más de 1000 focos (uno cada cuatro metros) del Marina Bay Circuit han vivido una de esas anécdotas que pasarán a la historia de este joven pero siempre polémico circuito. En medio del lujo y el glamur que quiere llegar de Singapur para convertirlo en el ‘Mónaco asiático’ de la Fórmula 1, se vivió este viernes una situación completamente bochornosa, debido a los problemas con los pianos móviles.

La primera sesión de libres tuvo que retrasarse media hora debido a que los operarios se vieron obligados a quitar algunas planchas de dichos pianos después de que, durante la Copa Porsche, se hubiera detectado que se levantaban. Para evitar un accidente, la organización, bajo la supervisión de un incrédulo -y poco diligente, ya que este jueves él mismo había inspeccionado la pista- Charlie Whiting, decidió avisar a los equipos (justo antes del inicio de la sesión) para que no salieran a pista y esperaran.

La primera tanda se redujo a una hora, al final de la cual Felipe Massa acabó pasando sobre un clavo de la zona donde se habían desmontado los pianos, que afectó a su fondo plano. Para la segunda sesión, la FIA decidió desmontar del todo el piano de la curva 13, además de los que quitó al principio en las curvas tres y 14.

Dominio Red Bull

Si las previsiones de lluvia no se cumplen, y sin accidentes que les involucren, todo apunta a otro fin de semana dominado por los coches de las bebidas energéticas.

Vettel cuajó una gran actuación, siendo el dominador tanto en ‘stints’ largos como en cortos, y tanto con las blandas como con las superblandas. El único monoplaza que pudo seguirle el ritmo al alemán y, en menor medida, a Mark Webber, fue el F150 de Fernando Alonso y de Felipe Massa.

Hacia el final de la sesión, cuando los ensayos de carrera se hacen más patentes, el más completo volvió a ser Fernando Alonso.

Tal y como ha ocurrido en muchas otras sesiones de viernes, el español mostró un gran ritmo que luego se traslada al domingo.

Nuevamente, será el sábado el gran lastre para Ferrari y la gran baza para Red Bull.

Desde la Scuderia esperan que las pruebas que realizaron este sábado con los compuestos superblandos se mantengan para la tercera tanda de libres de este sábado y, sobre todo, para la vital clasificación. Los penúltimos retoques aerodinámicos para esta carrera han satisfecho notablemente a los ingenieros de rojo, que han probado con parafina durante la primera sesión.

Accidentes sin importancia

En un trazado con los muros tan cerca de la pista era de prever incidentes y salidas de pista. En el único trazado del año donde la temperatura va bajando en lugar de ir aumentando, hombres como Michael Schumacher, Pastor Maldonado o Kamui Kobayashi se salieron de pista, sin mayores consecuencias que un susto.

Algo más grave fue el choque de Sebastian Buemi contra un muro, por el cual acabó destrozando la suspensión delantera derecha, y dejando inservible el monoplaza para todo el día, después de sólo la mitad de la segunda tanda.

No fue un buen día para Toro Rosso, ya que Jaime Alguersuari también se tuvo que volver a pista después de dar sólo 14 vueltas en la segunda tanda, debido a unos problemas mecánicos que le restaron tiempo en pista. El catalán se quedó con el undécimo tiempo del día, mejorando por más de dos segundos y medio el de su compañero.

Todas las posibles conclusiones que se puedan sacar hoy, incluso la de la presumible ‘vuelta a la normalidad’ de la que hablaban en Ferrari, puede quedar en nada este sábado. Las lluvias previstas, en forma de tormenta, pueden modificar cualquier tipo de ensayo en la tanda de libres y en la clasificación. Por si acaso, Vettel ya ha puesto el champán a enfriar…

Deja un comentario