Williams niega que un cigarrillo fuese la causa del incendio en Montmeló

Dos días después de ganar en España, el equipo Williams sigue tratando de recolectar todo lo que necesita para poder afrontar la próxima carrera, el Gran Premio de Mónaco 2012, dentro de dos semanas, puesto que casi todo el equipamiento de boxes se quemó en el incendio de Barcelona.

Pocas horas después de que Pastor Maldonado lograse la primera victoria para el equipo británico desde 2004, un gran incendio se desató en el box donde todavía celebraban el primer triunfo del venezolano en la F1, dejando a un miembro del equipo todavía ingresado en un hospital de Barcelona por las quemaduras.

«Su familia está en permanente comunicación con él y se encuentra bien de ánimo», señaló Williams en un comunicado.

El equipo con base en Oxfordshire está ahora haciendo grandes esfuerzos para segurar que tienen todo lo necesario para correr en Monte Carlo, pues gran cantidad del material que el equipo traslada a los Grandes Premios se convirtió en ceniza.

Afortunadamente, el coche de Bruno Senna parece que ha sobrevivido, según señaló la emisora finlandesa MTV3 añadiendo que una inspección inicial del chasis no mostró daños irreparables. El coche ganador, por fortuna, se encontraba en el parque cerrado en el momento del incendio.

«Hemos tenido muchos daños y sufrimos la pérdida de gran cantidad de equipos, incluyendo la mayoría del equipamiento TIC», dijo el jefe de operaciones Mark Gillan al Daily Mail. «Durante los próximos días vamos a estar tratando de localizando todo lo necesario».

«Vamos a tener todo lo que necesitamos para ser completamente operativos en Mónaco, pero nos pueden faltar algunos extras, porque obviamente, no llevamos un conjunto completo de repuestos para todo», añadió.

Se cree que varios rivales ya se han ofrecido para ayudar al equipo liderado por Sir Frank Williams en cualquier cosa que necesiten. Un portavoz de McLaren confirmó que el equipo de Woking se ha ofrecido a ayudar.

El diario alemán Bild, dijo que los daños asciende a varios millones, mientas que el director del equipo Dickie Stanford negó tajantemente el rumor de que el fuego fuese causado por un cigarrillo que estaba cerca mientras se estaba vaciando el tanque de combustibles del coche de Senna.

«No sabemos la causa, pero nunca se permite fumar en boxes», insistió Stanford, mientras continúa la investigacion abiertas por Williams F1 y la FIA para intentar aclarar lo sucedido en Montmeló.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario