Grosjean desde el hospital: “Estoy bien, bueno, más o menos bien”

Tras el grave accidente que sufrió el piloto francés en el trazado de Bahrein nada más comenzar la carrera fue evacuado en helicóptero al hospital, desde donde envió un mensaje agradeciendo su labor al personal que le ayudó tras el accidente e informó sobre su estado de salud.

El Gran Premio de Bahrein 2020 será recordado por el brutal impacto que sufrió Romain Grosjean nada más comenzar la carrera y que obligó a neutralizar la carrera durante hora y media. Hamilton terminó ganando la carrera acompañado por los Red Bull en el podio, una carrera que empezó con el coche de seguridad, Stroll terminó con el coche volcado en pista, y tuvo que terminar también con él por la rotura de motor de Sergio Pérez.

Grosjean ha salvado la vida de milagro. La rápida intervención de los comisarios de pista que estaban cerca del accidente y del coche médico, con Alan van der Merwe al volante y el doctor Ian Roberts, que llegaron al lugar del accidente segundos después de producirse, evitaron una tragedia mayor.

El piloto pudo salir del cockpit, que quedó convertido en un amasijo de hierros clavado en el guardarraíl, por su propio pie. Desorientado, magullado y chamuscado, pero todos respiramos aliviados en cuanto le vimos salir de la bola de fuego, la imagen es impactante, y el paddock rompió el sobrecogedor silencio que por unos instantes invadió el trazado de Bahrein con un sonoro aplauso.

Un aplauso que va no sólo por los que ayudaron a salir vivo al piloto francés, sino por aquellos que ya no están y que tanto han hecho por la seguridad de este deporte. Todos los miembros de la FIA que año tras año han trabajado por evitar que los pilotos se dejen la vida en los circuitos, en especial para Charlie Whiting, director de carrera de F1 durante más de 20 años y fallecido en marzo de 2019.

En la memoria, el grave accidente de Niki Lauda en 1976

Al ver las imágenes a todos nos vino a la mente otro accidente en el que las llamas marcaron de por vida a Niki Lauda, también recientemente fallecido. Corría el 1 de agosto de 1976 y se disputaba la carrera del Gran Premio de Alemania de 1976 tras dos vueltas, Lauda pierde el control de su Ferrari y se estrella contra el guardarraíl saliendo despedido hacia la pista envuelto en llamas.

En aquella ocasión, y con muchas menos medidas de seguridad que hoy en día, los pilotos Arturo Merzario, Guy Edwards, Brett Lunger y Harald Ertl pararon sus monoplazas en pista y ayudaron al austríaco a salir de la bola de fuego. Su intervención fue crucial para salvarle la vida. Y tan sólo 40 días después, con un vendaje en la cabeza, Lauda volvía subirse al Ferrari para luchar por el campeonato.

27 segundos interminables bajo el fuego

Claramente los pilotos están hechos de otra pasta. Grosjean logró zafarse del amasijo de hierros, visiblemente desorientado tras la explosión y verse envuelto en una bola de fuego durante 27 interminables segundos, puede dar gracias por su vida, en el Gran Premio de Bahrein 2020 vino Dios a verle. El piloto de Haas tiene quemaduras en manos y tobillos, ha sido el propio piloto a través de un mensaje en Instagram quien ha realizado una actualización de su estado de salud.

Vídeo de Romain Grosjean desde el hospital de Bahrein

“Hola a todos, sólo quería deciros que estoy bien, bueno, más o menos bien. Muchas gracias a todos por los mensajes. Hace algunos años no estaba a favor el Halo, pero creo que es lo más importante que se hizo en la Fórmula 1, sin él no sería capaz de hablar hoy con vosotros” dijo Grosjean.

“Quiero agradecer a todo el personal médico del circuito y del hospital. Espero poder escribiros pronto algunos mensajes y deciros cómo evoluciona todo”, añadió el piloto francés.

El coche médico, un seguro para los pilotos

El coche médico, que siempre parte tras los Fórmula 1 desde la parrilla de salida, ha sido clave en la evacuación y asistencia de Romain Grosjean. Seguro que los 27 segundos que estuvo bajo las llamas fueron eternos, pero que se lograse sacar al piloto en cuestión de segundos es uno de los factores para que sólo tengamos que lamentar quemaduras en sus manos.

Al volante del coche médico, la ambulancia más rápida del mundo, el piloto Alan van der Merwe y junto a él el médico Ian Roberts. En el maletero llevan un pequeño hospital comprimido para prestar las primeras asistencias sobre la pista.

7 comentarios sobre «Grosjean desde el hospital: “Estoy bien, bueno, más o menos bien”»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.