BMW, Williams y Force India apoyan la reducción de presupuesto para 2010

Las escuderías BMW Sauber, Williams y Force India han mostrado su apoyo a la iniciativa de la FIA, que tanta polémica ha levantado, sobre el límite presupuestario de 45 millones de euros para 2010. En el otro extremo se sitúan otras cinco escuderías Renault, Red Bull, Toro Rosso y Toyota con Ferrari a la cabeza que incluso ha intentado frenar la imposición de la norma por vía judicial.

Entre estas dos posturas se encuentran McLaren, que ha indicado que intentarán llegar a un acuerdo conciliador con la FIA, y Brawn GP, que todavía no se ha pronunciado sobre el tema. Hoy se reunen todas las escuderías bajo el paraguas de la FOTA para intentar encontrar una solución alternativa a la propuesta de reducción presupuestaria de la FIA, aunque el tema se plantea bastante dificil después de que la semana pasada en la reunión de FOTA, FOM y FIA en Londres se descartara la posibilidad de hacer dos niveles, uno para los que se acogiesen al límite voluntariamente y otro para los que dispusiesen de mayor presupuesto.

En palabras del propietario de Force India, Vijay Mallya, el límite debe ser impuesto por una simple razón de competitividad en el deporte. Sin un límite controlado de gasto, las escuderías con presupuestos modestos nunca podrán competir con los grandes constructores. Para Frank Williams el presupuesto se adapta perfectamente a su escudería por eso lo apoyan, y cree que es necesario encontrar un camino que permita a los grandes como Toyota o Ferrari adaptarse. Aunque una resucción de un 300% en unos meses parece una meta inalcanzable.

Después de años de derroche y despilfarro en la F1, algo que ha influido para que sea considerada la máxima categoría del automovilismo, pretender que las escuderías se adapten en sólo unos meses parece más golpe de autoridad de la FIA para hacerse valer que una medida realmente meditada. Parece poco lógico pensar que la F1 seguirá siendo considerada como la maravilla tecnológica que es si no se les permite a las escuderías proba e innovar, y eso cuesta dinero, un dinero que las escuderías no tendrán si se impone el límite. Para mi la cosa esta clara, el que tenga dinero que compita en Fórmula 1, y el que no tiene otras categorías como la GP2. No sería lógico que entrasen 3 nuevas escuderías que pocos conocen y que saliesen 5 con un nombre forjado en F1.