Alonso: «puede pasar de todo hasta ver la bandera a cuadros»

Fernando Alonso ha tratado de quitar hierro al asunto en la rueda de prensa de la FIA previa al Gran Premio de Brasil 2012, que se disputa esta fin de semana en el trazado de Interlagos, pero el domingo se jugará al todo o nada el campeonato de Pilotos contra Sebastian Vettel, que le aventaja en trece puntos en la clasificación y ha demostrado en las últimas carreras que su Red Bull está en plena forma.

«Afrontaré este fin de semana como otro cualquiera, tratando de conseguir tantos puntos como podamos», comenzó el piloto de Ferrari. «Sería bueno acabar en el podio para ganar un mínimo de 15 puntos y luego, una vez que hayamos cruzado la línea de meta, ver dónde está Sebastian y tratar de hacer números. Así que, nuestra prioridad es el podio y conseguir más de 13 puntos. Lo que haga Red Bull no está en nuestras manos, pero no tenemos mucho que perder y sólo podemos ganar… Intentaremos hacerlo lo mejor posible».

Cuando fue preguntado por la sanción relativa a la caja de cambios que recibió Massa por decisión del equipo en Austin, Fernando fue riguroso a la hora de justificar la acción. «Creo que hemos visto a muchos equipos, tanto este año como en temporadas pasadas, tomando decisiones estratégicas para sacar ventaja en ciertas situaciones encontrando los límites de las normas».

«Fue una decisión estratégica para llevar los dos monoplazas a la parte limpia de la parrilla, dado que el título de Constructores también es un objetivo. Funcionó bastante bien y si a alguien no le hizo feliz, yo sigo sintiéndome orgulloso de mi equipo, porque cuando hace algo siempre dice la verdad».

Los paralelismos con Abu Dabi 2010, cuando la temporada terminó, están presentes este fin de semana, ya que en aquel entonces era Fernando el que llegaba al Golfo con una ventaja significativa sobre Vettel, quien finalmente se llevó el título.

«Esta vez la situación es distinta, porque ahora tenemos el DRS y el KERS, que facilitan los adelantamientos; incluso empezando desde la parte de atrás de la parrilla, puedes recuperar puestos, algo que de hecho vimos en Abu Dabi este año, cuando Seb empezó último y acabó en el podio», dijo Fernando.

«Esto es Fórmula 1, es un deporte y puede pasar de todo hasta ver la bandera a cuadros. Intentaremos hacer todo lo que podamos de la mejor forma posible, tratando de subir al podio. Si ganamos, estaremos muy contentos, pero sabemos que necesitamos que se dé una combinación un poco extraña. Si no ganamos, le felicitaremos (a Vettel) y lo intentaremos otra vez la temporada que viene. Si la carrera se disputa en condiciones normales, acabaremos segundos, puesto que será muy difícil recortar 13 puntos. Si pasa algo, quizás podamos ganar el campeonato. Pero como realmente no está en nuestras manos, la presión es mucho menor».

La temporada no ha acabado aún, pero ya se está pensando en 2013 y Fernando explicó cuál será el objetivo de la Scuderia Ferrari durante el invierno: «No estábamos contentos con el coche, desde el momento que lo pusimos en pista en Jerez, pero nos las arreglamos para mejorarlo lo suficiente como para acabar peleando por el campeonato, con lo que habrá muchos cambios de cara al año que viene. En comparación con los otros equipos, tendremos que trabajar más durante el invierno para acortar distancias».

También se sentó hoy en la mesa de la FIA Michael Schumacher, quien el domingo pondrá fin a una brillante carrera de 20 años. Fernando elogió a su rival cuando se requirieron sus comentarios: «ha sido un privilegio correr contra Michael, cuyo récord estará en la historia de la F1 por mucho tiempo. Tuvimos grandes luchas y Michael siempre se ha hecho respetar mucho en los circuitos y ha cambiado un poco este deporte».

Sé el primero en comentar

Deja un comentario