Alonso: No hay que dar muchas vueltas al asunto

Es evidente que en  las declaraciones que ha hecho durante el fin de semana Fernando Alonso se ha mordido la lengua para intentar centrarse en las pruebas que le quedan por disputar.

La actitud de Alonso es de todo un campeón ya que ahora es el momento de que siga unido a su equipo para intentar lograr el campeonato del mundo.

Hablando sobre lo acontecido el sábado por la tarde y el posterior castigo impuesto por los comisarios deportivos, el piloto español dice que en su vida “había visto a un piloto ir en contra de su propio equipo, y no creo que tomen medidas en McLaren por ello. Este tipo de cosas pasan, por desgracia pasan en todos los deportes y en la F1 también, y en esta ocasión me ha pasado a mí’.

“No hay que darle muchas vueltas. Es una penalización pionera en la historia de las penalizaciones, aunque por lo menos me han dejado correr la carrera y pude recuperar en ella, acabando cuarto. De todos modos, no fue la peor penalización que he sufrido, la peor fue la de Monza el año pasado”.

Alonso dijo que cuando llegó el jueves a Budapest sólo pensaba en recuperar el liderato en el mundial de pilotos, algo que el viernes “creí que era posible, y el sábado cuando acabó la crono lo tenía casi seguro. Por lo tanto, el fin de semana no se puede decir que haya sido un mal menor. Pero bueno, en la carrera si que podía haber ido muy mal, te puedes tocar en la salida, puede pasar cualquier cosa, y perder diez puntos de golpe”.

“De esta manera se hace muy difícil ganar el campeonato. No sé si es porque en los otros años estaba con ventaja y solo tenía que defenderme, y entonces era todo un poco mas fácil, este año estoy siempre al límite, empatados en la primera parte del campeonato, ahora un poco por detrás, un poco más, un poco menos, van pasando las carreras y cuando llegas a un fin de semana y llega el jueves, sabes que es otra montaña que tienes que subir, que vas a tener que luchar con muchas cosas”.

“Pero bueno, hasta la última vuelta del GP de Brasil no hay que soltar el acelerador. El año pasado también pintaba todo muy mal, y a dos carreras del final, Michael (Schumacher) rompió el motor y perdió el campeonato. Así que aquí todo puede pasar, y el último que va a tirar la toalla voy a ser yo”.

“Si en el GP de Turquía, donde Hamilton tiene la vuelta extra en clasificación, le tengo que dejar pasar, lo haré. Si el equipo me lo dice, le dejo. A mí, el equipo me paga para hacer lo que ellos digan. Mi relación con ellos es igual ahora que antes de la carrera. Cada uno de nosotros mira por sus intereses, y cada uno intenta hacer lo mejor con su grupo de ingenieros, aunque creo que Hamilton tendrá en la próxima carrera una relación diferente, a la que tenía en esta, porque no creo que estén muy contentos, y yo tendré la misma que siempre he tenido”.

Fuente:GPupdate

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.