Alonso se pone el traje de aguafiestas

GP GIAPPONE F1/2013Salvo improbable milagro, Sebastian Vettel cerrará otro año glorioso con un título en el bolsillo. El alemán ya acaricia su cuarto entorchado, y en Suzuka, nada menos, podría igualar a Alain Prost. Precisamente al francés, uno de los pilotos que agrandó la leyenda de este veterano trazado con sus luchas a finales de los 80 con Ayrton Senna. Aunque nada tiene que ver con aquellas luchas, este domingo podemos ver otro gran duelo entre dos pilotos, sin lugar a dudas, únicos.

Y es que por encima de todos, hay un hombre que está motivado al 100% para frenar la riada de champán en el box de Red Bull: Fernando Alonso. El piloto español lo tiene relativamente fácil para este objetivo: debe acabar, al menos, octavo. De hecho, sólo en una carrera, la del abandono de Malasia, ha finalizado más lejos de esa posición. Dicho lo cual: basta con que la estadística esté a su favor para que este domingo se quede fuera de los puntos…

El piloto asturiano se muestra confiado en, al menos, repetir una actuación similar a la de hace unos días en Corea. No obstante, la motivación no puede ser la más alta, ahora que sabe que luchar por la victoria no sólo depende de una gran labor propia, sino además también del importante factor suerte. “Daremos lo mejor de nosotros en la carreras que quedan, intentando conseguir el máximo número de puntos posible. Trataremos de disfrutar de las carreras, atacando constantemente, ya que tenemos que seguir empujando para acabar en segunda posición en el mundial de constructores; hay muy pocos puntos entre nosotros y Mercedes, y Lotus también se está acercando”, afirmó, en un intento por intentar motivarse.

Es complicado para Alonso presentarse en una pista como Suzuka, donde antaño logró algunas de sus mejores actuaciones -el abandono de Michael Schumacher en 2006 le entregó, prácticamente, el segundo campeonato- sin más aliciente que el de luchar por un podio o una victoria que poco o nada cambiará en la clasificación general. Se ha encontrado con un Vettel gigante enfrente, y por cuarto año consecutivo no va a poder con él. Alonso se resigna, pero no le resta ni un ápice de mérito al alemán. “Está cerca de la perfección. Es verdad que ha tenido ventaja en cuanto al rendimiento del coche durante estos años, pero estamos viendo lo bueno que es conforme va avanzando su carrera. Ahora mismo es mejor que cualquiera”, admitía el asturiano ante los medios.

Alonso puede conseguir este domingo un curioso récord: el del piloto con más puntos en la historia de la Fórmula 1. Si bien esta estadística es engañosa, puesto que los sistemas de puntuación han ido cambiando a lo largo de la historia, para Alonso sería importante superar este hito, que a día de hoy está en manos de Michael Schumacher. “Sólo hay unos cuantos récords que puedo batir en la Fórmula 1, ya que el de mundiales y carreras ganadas va a estar difícil con los registros de Michael. Espero poder alcanzar el récord de puntos aquí, en Japón, y así poder celebrarlo un poco”. Quien no se consuela es porque no quiere.

Vettel, a un paso de la gloria… por cuarto año consecutivo

Mientras tanto, Sebastian Vettel sonríe a más no poder. El alemán es consciente de que tarde o temprano, y por mucho que haga Alonso, se proclamará tetracampeón del mundo de Fórmula 1. En la rueda de prensa oficial de la FIA se le vio cómodo en esta situación, y salió al paso de los que critican que está haciendo aburrido el campeonato. “En la época de Michael (Schumacher) había más de 30 segundos con el resto, lo que es una gran diferencia. Es un gran colchón tener tres segundos con los de detrás, pero un error estúpido en Corea con un bloqueo, algo que es muy probable, y estos tres segundos no son nada comparados con los 30”, afirmó el germano sobre la constante comparación que hacen con su ídolo de juventud.

Vettel es consciente a que su superioridad, que probablemente se repita en Suzuka, viene dada por un monoplaza excepcional. Y no le encuentra explicación: “Algo que introdujimos en el coche que ha hecho que vayamos más rápido. Estoy seguro que los demás han hecho lo mismo, pero parece que últimamente tenemos muchas novedades buenas. Además, está el factor de entender el coche a principio de temporada, y hemos podido reaccionar más rápido para cambiar la configuración de la forma correcta”, afirmó sobre el RB9, un monoplaza que está llamado a pasar de nuevo a la historia como uno de los más completos de la Fórmula 1.

En definitiva, mientras Alonso espera coger las migajas y aprovechar cualquier fallo para volver a lo más alto, Vettel comienza a plancharse el traje de campeón. Será en Japón, en India, en Abu Dabi, en Estados Unidos o en Brasil, pero la fiesta la tiene garantizada.