Alpine, Alfa Romeo y Red Bull deberán modificar el alerón trasero

Los cambios en el alerón trasero serán uno de los puntos a fijarse en las próximas carreras, Helmut Marko admite que tendrán que hacer cambios en el Red Bull, pero cree que en Alpine y Alfa Romeo tendrá mayor impacto.

Tras las declaraciones de Lewis Hamilton en Barcelona se ha creado un enorme revuelo a cuenta de los alerones traseros flexibles. Tras eso la FIA envió una carta a los equipos donde anunciaba nuevas pruebas de deflexión a partir del 15 de junio.

Aunque el heptacampeón apuntó directamente a su máximo rival, Red Bull, parece que el equipo de las bebidas energética no será el mayor perjudicado con los últimos cambios. Tanto Alpine como Alfa Romeo están usando la deflexión del alerón trasero a alta velocidad para obtener una mejora en el rendimiento.

No es que el alerón trasero con deflexión esté incumpliendo las normas, tal y como explicó Christian Horner, su coche pasó todas las pruebas de la FIA hasta la fecha. Pero el organismo regulador de la F1 ha decidido introducir una definición más precisas en un área gris de la normativa.

“Esa es una vieja historia. Durante nuestros años en el Campeonato del Mundo, creo que tuvimos que retocar los alerones delanteros dos o tres veces por temporada”, explicó Helmut Marko cuando fue preguntado por los alerones en una entrevista con Motorsport Magazin.

“La FIA redacta el reglamento y los equipos intentan usarlo de la forma más óptima posible. Pero esto no solo afecta a Red Bull, otros equipos se verán igualmente afectados”, añadió el asesor de Red Bull. “Suponemos que es posible que tengamos que hacer pequeños cambios en relación a la interpretación que viene, es diferente a la anterior”.

Marko admite que han aprovechado al máximo la normativa actual, pero a partir del 15 de junio tendrá una tolerancia del 20% y cree que “otros coches ser verán más afectados”. Aunque no supo definir cuanto sería el coste en rendimiento, tiene claro que no será decisivo para la lucha por el campeonato.

Como medida para que los equipos gestionen este cambio, la FIA establece dos plazos, ese primero del 15 de junio y un segundo un mes más tarde donde se tendrá que eliminar por completo la flexibilidad del alerón trasero, pero Helmut Marko se muestra muy tranquilo con este asunto.

“Tenemos que comprobar hasta que punto no estamos dentro de esta tolerancia, diría que no es decisivo para el Mundial”, confirmó Marko. “No sé exactamente cuántos técnicos tiene la FIA, pero ciertamente menos que cualquier equipo de F1. Se enfrentan a una armada de ingenieros altamente cualificados”.

“Unos intentan hacer que las regulaciones sean lo más compatibles posible, mientras que los otros intentan sortearlas de la manera más optima posible dentro de las normas. En este sentido, no hay intenciones maliciosas de ninguna de las partes”, añadió el directivo de Red Bull.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.