Buemi, Sauber, Mercedes y la crisis de Vettel

Sebastien Buemi se ha permitido meterse modestamente con los nuevos pilotos de Toro Rosso, después de que Jean-Eric Vergne y Daniel Ricciardo hayan bajado a la 16º y 17º en la clasificación para el GP de China 2012, el piloto suizo, que ahora es reserva de Red Bull, recordó: «El año pasado Alguersuari y yo estábamos en la Q3».

Buemi no quiso continuar por ese camino, quizás porque no parece buena idea criticar la posición de tu ex jefe cuando continúas en el mismo barco, pero si que hizo una elección para un probable ganador para el domingo: «Hamilton», dijo rotundo a Blick.

Además, el campeón del mundo de 2008 ha sido rápido todo el fin de semana en China, pero en la clasificación estuvo apretujado por el «doble-DRS» asistido de Mercedes. Y para la carrera, Hamilton retrocede cinco posiciones (al séptimo) debido a la sanción del sábado por la mañana, por un imprevisto con la caja de cambios.

Sin embargo, Buemi cree que el ganador de Shangai 2011 puede volver a pisar el podio el domingo. También piensa que los Saubers conseguirán «muchos puntos» si «no tienen accidentes».

Un cuarto sólido en la parrilla, Kimi Raikkonen está de acuerdo en que «Fue una gran actuación de mi antiguo equipo (Sauber)».

Con el propietario, Peter Sauber de vuelta en Suiza este fin de semana, la directora de Sauber en funciones Monisha Kaltenborn confirmó que ella no está preocupadas porque Kamui Kobayashi y Sergio Perez pierdan la oportunidad de conseguir puntos por tener un accidente. «No, tengo plena confianza en ellos», insistió.

«Ellos saben lo que está en juego para un equipo como Sauber. Necesitamos cada uno de los puntos para el campeonato».

El propietario de Lotus, Gerard Lopez, mientras tanto, admitió esperar que Romain Grosjean simplemente sobreviviera a la primera vuelta, finalmente» en 2012. Los dos Mercedes, para ambos salir de la fila delantera de la parrilla, debería aguantar al frente más de una vuelta, pero el Wo3 probablemente va sufrir todavía un desgasto en los neumáticos en las primeras dos carreras. «Sí, nuestro coche es fuerte aquí», dijo Michael Schumacher, «pero pensamos que en Australia y Malasia también».

Norber Haug, del equipo alemán, de todos modos, no estaba teniendo pensamientos negativos el sábado, habiendo hecho un «brinco» poco elegante en el garaje seguido de la solitaria pole de Nico Rosberg. Fue la primera vez que un Mercedes funciona desde los 50.

«¿Quién hubiera apostado (de antemano) que Rosberg sería el primero y el campeón del mundo (Sebastian Vettel) undécimo? transmitió al periódico «Bild». En efecto, el triple campeón del mundo y analista, Niki Lauda dijo que el anterior dominante de Red Bull podría ser ahora que ahora estuviese en «crisis».

«Lo peor es que Vettel ni siquiera se da cuenta desde dentro del coche que él no es rápido. Es un problema serio», dijo la leyenda austríaca.

Peor todavía para el llamado hombre de las poles, Sebastian Vettel, su récord de clasificación contra Mark Webber es hasta ahora en 2012 de 0%, que de acuerdo con el periódico Kolner Express es «vergonzoso» para el bicampeón del mundo. El tema de Vettel ha salido a la palestra por el saludo «del dedo» a Narain Karthikeyan en Malasia. Además, en China, fue visto gesticulando desde la cabina al Lotus de Romain Grosjean.

El ingeniero deportivo del Red Bull, Cyiril Dumont encontró al menos la parte buena de todo. «Es importante», dijo, «que el público vea que en la F1 no es fácil ganar».

Sé el primero en comentar

Deja un comentario