Duelo en la cima

Como regalo para todos los aficionados a la fórmula 1 el destino nos ha premiado con un duelo entre los dos  mejores pilotos de la actualidad. El Gran premio de Turquía nos ha deparado una de las carreras más competitivas de los últimos tiempos, con un desenlace inesperado al proclamarse vencedor merecido el brasileño Felipe Massa. Como preámbulo a lo que vendría más tarde la salida ha dejado fuera, entre otros, a Raikkonen, el cual debe estar ya pensando en algún tipo de mal de ojo, o debería, ya que bajo mi punto de vista, no he visto nunca a un piloto tan bueno al que le persiga con tanta perseverancia la mala suerte (exceptuando a nuestro compatriota Carlos Sainz). Tras la salida, los Ferrari se escaparían conservando los puestos de parrilla, comenzando a ampliar su ventaja sobre su perseguidor más inmediato, Alonso. El error de Liuzzi provocaría la salida del Safety Car y la pérdida de la ventaja de los Ferrari, viéndose especialmente perjudicado Michael Schumacher, que además de tener que esperar a que terminase Massa y verse superado por Fernando, tendría que batallar con un coche pesado y con un juego de neumáticos que no terminaba de funcionar y que le llevó a ir más allá del límite en la curva 8 con la inevitable salida de pista. Finalmente, y a pesar de un duelo espectacular con Alonso, terminaba tercero y con ganas de revancha en Monza. Carrera impecable la de Alonso que ha sabido aprovechar la oportunidad que le brindaba la salida del Safety sacándole 12 puntos a Michael en la general. Buena la actuación de de la Rosa, que no espectacular, pero que le ha llevado a la quinta plaza, una buena posición considerando que ha tenido que lidiar con un coche más pesado y, probablemente, con unos neumáticos más deteriorados en la parte final de la carrera. En fin, una carrera emocionante hasta la bandera a cuadros que nos ha permitido presenciar un duelo de los que hubiesen existido entre Senna (el auténtico «Magic») y Schumacher si la fatalidad no se hubiese cruzado en el camino de Ayrton. La próxima cita será en territorio Ferrari y esperamos que el desenlace del Mundial se siga aplazando con la competitividad a la que ya nos estamos habituando esta temporada. Hasta entonces nos tendremos que conformar con esperar y ver cómo reacciona Renault ante la apisonadora Ferrari.

Manuel Álvarez

5 Comentarios

  1. Bueno, la verdad es lo de Kimi tiene para rato. Por un lado, me parece que es uno de los mejores pilotos de la actualidad, pero por otro lado, la sensación que dá es de que está desmotivado, lo que quizás colabore en que se coma a pilotos doblados o que el equipo quizá prefiera ya esperar a Alonso y mira más al futuro de lo que debería, no sé…es demasiado complicado desde nuestra situación. Por otro lado, y a pesar de que soy ferrarista desde siempre y considero que a Alonso le falta todavía para ponerse al nivel de Michael, lo cierto es que hoy Michael-Ferrari se han visto superados por Alonso-Renault. Esperemos que Ferrari sepa utilizar el potencial de su monoplaza y, al menos, alargue la decisión del título hasta el final, ya que, estaréis de acuerdo conmigo en que es más importante vivir carreras emocionantes que el hecho de que uno u otro gane el título. Aún así, por supuesto, me encantaría que Michael ganase, pero no me quitaría el sueño que se lo llevase Alonso.

  2. Puede que el problema de Kimi con la bebida, empiece a ser eso, un problema, pero también creo que el equipo no apuesta demasiado por él y él por el equipo. Esa simbiosis que debería haber entre escudería y piloto hace tiempo que desapareció en el caso McLaren-Kimi.

    A lo mejor le viene bien un cambio de aires, no me importaría ver la próxima temporada a Kimi al lado de Schumacher en Ferrari, total para lo que hace Massa.

  3. Bueno lo de la mala suerte de Kimi es muy discutible, ayer se durmió (puede ser que estuviera resacoso ) en la salida y así se metió en medio del pelotón despues..y muchas otras que no veo que intervenga la suerte.

  4. Yo también espero que el desenlace del mundial se siga manteniendo en vilo hasta el final del mundial, porque ahora mismo no puede estar más emocionante.

    Hoy me he quedado extrañado de la actuación del equipo Ferrari, desde siempre Jean Tod y su equipo se han caracterizado por tener las mejores estrategias de la fórmula 1. Hoy no ha sido así, hacer entrar a sus dos pilotos al mismo tiempo a boxes ha sido un grave error, que ha perjudicado y mucho a Micheal.

    Espero que Monza esté a la altura de un duelo que hacía muchos años que no veíamos los aficcionados a la fórmula 1. Dos pilotos disputandose el mundial a falta de 4 carreras y con una diferencia de 12 puntos.

Deja un comentario