La FIA cometió un error en la gestión del caso del suelo del RB8

Desde que en el pasado Gran Premio de Mónaco salió a la luz la polémica por los orificios “abiertos” en el suelo del Red Bull RB8 han pasado muchas cosas; primero la FIA dio como legal la innovación, pero tras las reclamaciones, no oficiales, de los tres principales rivales, desencadenó una aclaración del reglamento que los invalida de nuevo.

Gary Anderson, ex diseñador de Formula 1, ahora dedicado a comentarista para la televisión británica BBC, dijo que antes de la aclaración del pasado viernes, el órgano rector (la FIA) simplemente se equivocó al darle a Red Bull el visto bueno sobre la legalidad de su solución.

“Creo que ha habido un fallo del sistema de la FIA sobre este tema. No es culpa de Red Bull, ni de los otros equipos”, añadió Anderson para quien la falta de claridad del reglamento, y hasta contrariedad entre clausulas en el mismo, ha propiciado esta situación.

Más allá del comunicado de aclaración prohibiendo la innovación en el Red Bull RB8, el equipo asegura por parte de Dr. Helmut Marko, que los “agujeros del suelo” no van a perjudicar el rendimiento del equipo en Montreal, es mas, ya se habían descartado para el Gran Premio de Canadá 2012: “No habíamos planeado utilizar este suelo en Montreal, de todos modos, por lo tanto, no es necesario modificar los coches en Canadá”.

Por su parte, el jefe del equipo Red Bull Christian Horner ha querido dejar clara su posición en este asunto, insistiendo en que la innovación del RB8 era totalmente legal cuando Sebastian Vettel ganó el Gran Premio de Bahrein al igual que cuando Mark Webber ganó en las calles de Monte Carlo, punto que también coincide con la decisión del al FIA de no afectar los resultados previos al comunicado.

Y sobre la aclaración de la FIA que ha comunicado que los “agujeros en el suelo” delante de las ruedas traseras no cumple con las normativa vigente, Horner comentaba que “hay otros coches que se están en una situación similar”.

Pero además antes de la aclaración de la FIA, mantenía una firme posición sobre las quejas recibidas de la que luego se vio obligado ahora a ceder: “Como he dicho, estamos totalmente cómodos con el coche, que cumple con la normativa y no vamos a cambiarla”.

El viernes pasado, el delegado de la FIA, Charlie Whiting, emitió un comunicado de aclaración terminante, dirigido a todos equipos, donde expresaba que todo coche que incluyera los agujeros en el suelo en cuestión deberá cambiarlo de de forma inmediata antes de llegar a Montreal.

Mientras tanto, el asesor de Red Bull decía al diario deportivo Marca, que la aclaración de la normativa se aplicará “también al resto de equipos”, por lo que no solo el RB8 debe ser modificado en su diseño, sino también el resto, puesto que, tras la aclaración, se arriesgan a ser sancionados.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.