Marko acusa a Ferrari de usar el ajuste manual

El equipo Red Bull se ha labrado en los últimos meses una reputación de tramposos, en parte por estirar la normativa y en parte porque el resto de equipos han lanzado rumores sobre el equipo de las bebidas energéticas para instigar a la FIA a actuar, todo ello ha contribuido a crear cierto tufo de trampas alrededor de los vigentes campeones.

Con este clima y la reciente prohibición de los mapas motor, se desveló durante el pasado Gran Premio de Hungría,que Red Bull tenía un sistema para ajustar manualmente la altura de la suspensión, sin necesidad de usar ninguna herramienta. La FIA lo descubrió en Canadá y les pidió que lo retirasen.

El mayor problema de este asunto, es que la FIA sospecha que los mecánicos de Red Bull aprovechaban la excusa de limpiar el coche en el parque cerrado para realizar modificaciones entre la clasificación y la carrera, lo que añade todavía más leña al fuego.

Pero el asesor de Red Bull, Helmut Marko, dijo que el asunto es simple: «Nunca hemos ajustado nada a mano», dijo a la revista alemana Auto Motor und Sport tratando de zanjar el asunto.

Pero añadió uno de esas perlas a los que nos tiene acostumbrados: «No sé por qué los demás están tan molestos, nos enteramos de que Ferrari utilizó algo similar durante un año».

De lo que se olvida Marko es que aunque muchos cometan una infracción, eso no convierte la acción en legal. Por otra parte, soltar una acusación de ese estilo, sin que ni tan siquiera pueda ser comprobado no resulta ni ético ni justificable, sólo es una forma de tratar de desviar la atención.

Lo que tiene que hacer la FIA es buscar un modo de acabar con este asunto, esos ataques totalmente gratuitos a Red Bull crean un clima que no beneficia en nada a la F1. Y en Red Bull deben encontrar un modo de protestar que resulte algo más constructivo, por el bien de su propia imagen.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario