Mercedes cree tener los problemas de los tests bajo control

No estamos acostumbrados a ver como Mercedes tiene problemas, normalmente todo parece ir como la seda en el box alemán, pero en los tres días de pretemporada en Bahrein les hemos visto mucho más preocupados por el rendimiento del W12.

El primer día de tests vimos como Valtteri Bottas tenía que quedarse en el garaje toda la mañana por un problema con la caja de cambios. Desde el equipo alemán explicaron que habían detectado un problema y que la habían sustituido para proporcionarle tiempo a los ingenieros para revisarlo con calma.

Pero tras el cambio, la salida a pista del W12 no fue un paseo para sus pilotos, Valtteri Bottas se quejó de que el coche se mostraba inestable y Lewis Hamilton terminó provocando una bandera roja el segundo día al salirse de pista. Desde luego estuvo lejos de lo que esperábamos para el coche que ha dominado de manera contundente durante toda la era híbrida.

Toto Wolff explicó que esto les había proporcionado la oportunidad de corregir los problemas y tener el coche a punto para la primera carrera de la temporada, el Gran Premio de Bahrein 2021, que arrancará en poco mas de una semana.

“Siempre me preocupo, a veces por las razones correctas, a veces por razones equivocadas, pero las pruebas de pretemporada siempre son emocionantes porque siempre encuentras algo, cosas que no están bien y nos pegamos bastante en los primeros días”, dijo el jefe de Mercedes.

En Mercedes están convencidos de que deben seguir trabajando duro, la información recopilada en los tests debe servirles para dar un paso adelante cuando empiece la acción de verdad. Sin embargo Bottas insinuó que hubiese preferido hacer un shakedown, como la mayoría de los equipos, antes de los tests de pretemporada para descubrir cualquier problema de fiabilidad de forma temprana.

“El shakedown, si se realiza en las condiciones adecuadas, te permite comprender un poco más, pero nuestros problemas en los primeros días no se debieron a hacer o no hacer un shakedown”, añadió Wolff, quien tiene claro cual es el camino a seguir para asegurares que las flechas plateadas estén en condiciones de competir con un Red Bull que se ha mostrado muy fuerte.

“En la lista de tareas pendientes está procesar los datos obtenidos. Tratar de entender donde tuvimos un buen rendimiento y donde no, dónde tuvimos una buena correlación con las simulaciones y el túnel y dónde no. En general es como dormir toda la noche dándole vueltas a una idea, al día siguiente te despiertas más inteligente”, añadió el austríaco.

Tengan o no tengan problemas, Mercedes ha demostrado en estos años que cuando encuentran algo trabajan duro para solucionarlo, así que es más que probable que todo esté en orden para la primera carrera de 2021. Otra cosa distinta es lo que vimos en la pista, con un W12 más nervioso de lo normal y dándoles muchos problemas a los pilotos.

Lo que es prácticamente seguro es que Mercedes van a ser los claros favoritos a llevarse pole y carrera en el Gran Premio de Bahrein 2021, la superioridad demostrada durante la pasada temporada no va a desaparecer de repente. Lo que está por ver es cuanto se han podido acercar los Red Bull.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.