Vettel imparable hacia su cuarto mundial

F1 Grand Prix of Belgium - RaceSebastian Vettel sumó este domingo su victoria número 31 -las mismas que Nigel Mansell- y la quinta de la temporada. El alemán dominó con puño de hierro el Gran Premio de Bélgica, en el que Fernando Alonso -que solo tiene una victoria más que Vettel- cuajó una gran actuación, sustentada en el control absoluto de la situación y la resignación de saber desde muy pronto que no podría atrapar a su máximo rival por el título. Lewis Hamilton completó el podio de una de las carreras más tranquilas que se recuerdan en la historia del circuito de las Árdenas.

Fernando Alonso comenzó la carrera realizando una salida impecable y esta vez no tuvo ningún incidente en los primeros metros. Aprovechó primero que Paul Di Resta se quedó clavado en la arrancada, y después se quedó a rueda de Mark Webber para pasarle. Superado Webber, su objetivo fue un Nico Rosberg que poco pudo hacer para resistir el ataque del español. En las primeras vueltas Alonso ya había llegado a un lugar, el tercero puesto, para cumplir uno de los objetivos fundamentales en menos de diez vueltas. Por su parte, Sebastian Vettel también dio una lección a un Lewis Hamilton que, pese a salir desde la ‘pole’, fue superado en los primeros metros por el germano.

Con las primeras paradas en boxes, a partir de la vuelta diez, Alonso y Hamilton se emparejaron, dejando imágenes espectaculares en su lucha. El español y el británico reeditaron viejas batallas, pero con una limpieza que da muestra de la clase de estos dos pilotos. El de Ferrari fue el que le ganó la posición al de Mercedes, no sin lucha, y comenzó una incesante persecución hacia su gran rival: Vettel. El alemán, sin embargo, se escapó merced a un ritmo infernal que se hizo imposible de seguir para Alonso.

Para lo que es el Gran Premio de Bélgica, esta carrera tuvo muy pocos incidentes. De hecho, el primer abandono no llegó hasta pasada la mitad de la prueba, cuando Kimi Räikkönen tuvo que abandonar debido a los problemas en los frenos que le lastraron durante toda la prueba. Se acabó así la larguísima racha del finlandés puntuando de manera consecutiva, récord absoluto en la Fórmula 1, con 27. Justo después, Maldonado hizo su aparición estelar para darle un toque a un Paul Di Resta que cierra con un cero uno de los fines de semana en los que mejor estaba pilotando.

Durante la segunda parte de la carrera, poco más que contar. Sebastian Vettel se dedicó a controlar su ventaja sobre Fernando Alonso, que hizo lo propio con Lewis Hamilton. Las posiciones de carrera se estabilizaron, y no cambió nada hasta el final de la prueba. Con este resultado, Vettel amarra un poco más un campeonato que ya tenía bastante en la mano. Sus 197 puntos le hacen plantearse la última carrera europea, la de Italia, con la más absoluta tranquilidad. Alonso le sigue, con 151 puntos, lo que suponen 46 puntos muy complicados de acortar. Hamilton continúa en la pelea, pero muy lejos.

Protesta de Greenpeace

Una de las imágenes de este gran premio llegó después del banderazo a cuadros. Mientras el expiloto y actual comentarista televisivo David Coulthard hacía las entrevistas a los tres inquilinos del podio, un activista de Greenpeace desplegó una pancarta para protestar contra el principal patrocinador de la carrera.

El incidente se saldó sin mayores problemas que una sonora pitada por parte del público, que provocó un cierto desconcierto entre los miembros de las escuderías y entre los propios corredores.

Las claves del Gran Premio de Bélgica 2013

Una salida de manual: Fernando Alonso realizó una de las mejores salidas del año y en las primeras vueltas ya se había colocado en posiciones de podio. Por su parte, Vettel hizo lo propio y llegó a la primera curva ya como líder.

Vettel, a una victoria de Alonso:El absoluto control de Sebastian Vettel le valió para conseguir su victoria número 31. El líder del Mundial, que también hizo la vuelta rápida de la prueba a sólo cuatro giros del final, tiene a tiro igualar las 32 de Fernando Alonso.

Se acabó la racha de Kimi:Los problemas de frenos pasaron factura al Lotus de Kimi Räikkönen, y el finlandés tuvo que abandonar. No sólo acabó con su racha de carreras puntuando, 27, sino que ha sido su primera carrera que no acaba desde que regresó a la Fórmula 1 en 2012.

Sin lluvia, la paz:Aunque amenazó con aparecer, finalmente la prevista lluvia no cayó sobre Spa. Esto provocó que la prueba fuera mucho más tranquila de lo que se esperaba. Por si acaso, algunos pilotos como Fernando Alonso adelantaron alguna parada en boxes para evitar un posible safety car.

Maldonado vuelve a las andadas:Pastor Maldonado llevaba mucho tiempo sin gozar de protagonismo, y en Spa llegó su momento. El venezolano chocó con Paul di Resta, provocando el abandono del escocés, y se llevó una sanción.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario